Covid-19

El extraordinario caso del hombre que dio positivo 43 veces

Dave Smith dio, un instructor de manejo británico de 72 años, se contagió de covid-19 en marzo de 2020. Desde entonces, los test le dieron positivo 43 veces.

El virus estuvo activo en su cuerpo por más de 290 días. (Foto: BBC)
El virus estuvo activo en su cuerpo por más de 290 días. (Foto: BBC)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Mientras el Reino Unido estaba atravesando la primera ola de la pandemia, Dave Smith se contagiaba de coronavirus, en medio de una serie de afecciones preesixtenes que lo volvía paciente de riesgo.

Desde ese momento, Smith volvió a dar positivo cada vez que le hacían el test PCR. Los médicos confirmaron que no se trataba de una reinfección sino de una infección persistente tras secuenciar el virus en el laboratorio.

"Las conté. Fueron 43 veces", le dice Smith al portal BBC. En su caso, el virus estuvo activo en su cuerpo por más de 290 días, convirtiéndolo en uno de los casos de infección activa por covid-19 más prolongados que se haya registrado hasta el momento en el mundo.

"En un momento dado estuve tosiendo cinco horas sin parar. Desde las cinco de la tarde hasta las diez de la noche. No puedes imaginar el agotamiento que genera esto en tu cuerpo", dice el paciente, que perdió 60 kilos en el transcurso de su enfermedad.

Infección persistente vs. covid de larga duración

Si bien lo que le sucedió a Dave Smith es algo realmente poco común, sobre todo por la cantidad de tiempo que le llevó eliminar el virus, es algo que puede ocurrir en personas inmunocomprometidas.

"Normalmente tu sistema inmune se deshace del virus produciendo anticuerpos que se le unen, impidiéndole así que infecte a las células, y también con linfocitos T, que destruyen a las células infectadas con el virus y otros mecanismos", le dijo Andrew Davidson al portal BBC Mundo. Davidson, es profesor de virología de la Escuela de Medicina Celular y Molecular de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, y parte del equipo que investigó el caso de Smith. Pero como el sistema inmunitario de Smith estaba debilitado, no podía combatirlo.

Esto puede ocurrir no solo con el SARS-CoV-2 sino también con muchos otros virus que pueden quedar dentro del cuerpo de forma permanente. "Algunos virus causan una infección persistente y una vez que te has infectado es muy poco probable que te liberes del virus", explicó Davidson.

COMENTÁ