Misterio de la naturaleza

Asombra a la ciencia lo que hallaron dentro de una montaña

El descubrimiento fue realizado por científicos chinos en el condado de Leye, en la región autónoma de Guangxi Zhuang del sur de China.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un equipo de científicos chinos descubrió un enorme sumidero kárstico, o dolina, con un antiguo bosque en su interior. 

El agujero se encuentra en el condado de Leye, en el sur de China y tiene 192 metros de profundidad. Según informó la agencia de noticias Xinhua, la misteriosa cueva alberga árboles primitivos de hasta 40 metros de altura.

Para sobrevivir, estos árboles extienden sus ramas hacia la luz del sol que se filtra por la entrada del sumidero.

La cueva tiene tres entradas, que fueron descubiertas por algunos espeleólogos que se adentraron al sumidero en rappel y caminaron varias horas para llegar al fondo el pasado viernes. 

La fosa tiene 306 metros de largo, 150 metros de ancho y su volumen supera los 5 millones de metros cúbicos, por lo que puede clasificarse como un gran sumidero, según explicó Zhang Yuanhai, ingeniero jefe del Instituto de Geología Kárstica.

Este nuevo agujero se suma a una treintena similar existente en Leye y es un paraíso de abundante fauna, con árboles altos y plantas que pueden llegar a los hombros de una persona, dijo a Xinhua el líder del equipo de la expedición, Chen Lixin.

El agujero podría incluso albergar especies que la ciencia aún no ha registrado. Chen declaró que "no le sorprendería" descubrir nuevas especies dentro del agujero. 

Estos sumideros gigantes, también conocidos como Tiankeng (fosa celestial) en chino, poseen características geológicas especiales que se encuentran en las regiones kársticas y formadas por repetidos derrumbes. 

Este tipo de fenómenos pueden encontrarse principalmente en China, México y Papúa Nueva Guinea. Muchos incluso actúan como acuíferos y fuentes de agua.

COMENTÁ