Pakistán

Al menos 21 personas murieron atrapadas en sus coches por una tormenta de nieve

La nieve en la turística ciudad de Murree convocó a miles de visitantes que terminaron por generar un gigantesco y mortal atasco en las vías de acceso y salida. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Al menos 21 personas murieron atrapadas en el interior de sus vehículos, en un gigantesco atasco causado por decenas de miles de visitantes que acudían a ver una inusual tormenta de nieve en una localidad montañosa del norte de Pakistán.

Según la policía, al menos ocho personas murieron congeladas en el interior de sus vehículos. Se desconoce aún si las demás víctimas fallecieron asfixiadas tras inhalar gases en el atasco.

El ministro del Interior, Sheij Rashid, dijo que se han movilizado a militares para despejar las carreteras y rescatar a los miles de automovilistas aún atrapados cerca de Murree, a unos 70 km al noreste de la capital, Islamabad.

Videos compartidos en las redes sociales muestran a automóviles atrapados en el atasco, con un metro de nieve acumulada en sus techos.

“La intensa nevada provocó un enorme atasco y el cierre de las carreteras” explicó por teléfono a la agencia de noticias AFP Babar Khan, un visitante que quedó atrapado durante horas.

“Las carreteras también se cerraron debido a la caída de árboles en varios lugares”, agregó.

El servicio de meteorología de Pakistán informó que se prevén intensas nevadas en la región hasta el domingo por la tarde.

El ministro de Información, Fawad Chaudry, dijo que se han batido récords de “décadas” con las nevadas de las últimas 48 horas.

“Administración poco preparada”

Durante días, las redes sociales de Pakistán han estado llenas de imágenes y videos de gente divirtiéndose con la nieve cerca de Murree, un pintoresco centro turístico construido por los británicos en el siglo XIX, y utilizado como sanatorio para sus tropas coloniales.

Esta localidad de unos 30.000 habitantes está situada a una altura de 2.300 metros, en medio de colinas y valles, a la que se accede por estrechas carreteras, a menudo atascadas incluso con buen tiempo.

La oficina del jefe de la provincia de Punyab anunció que Murree fue declarada “zona de desastre” y urgió a la gente a no viajar a la localidad.

El primer ministro, Imran Khan, se declaró conmocionado por la tragedia.

“Nevadas sin precedentes y desplazamientos de personas sin constatar las previsiones meteorológicas deja a la administración poco preparada” para hacer frente a la situación, escribió en su cuenta de Twitter.

“He ordenado una investigación y adoptado en el lugar estrictas medidas para prevenir este tipo de tragedias”, agregó.

Fuente Infobae. 

 

COMENTÁ