Punta Loyola

YCRT: El pedido por la obra detenida en la gestión de Zeidán, cuyos materiales están a la intemperie

Mediante una nota dirigida al interventor Aníbal Fernández solicitan la culminación de Galpón Caliza en el complejo ferroportuario de Punta Loyola, que fue detenida durante la gestión de Omar Zeidán. Los materiales se "están echando a perder". Finalizarla implicaría sustentabilidad, incorporación de personal y puesta en valor.

 La piedra caliza es utilizada para bajar los niveles de azufre del carbón.
 La piedra caliza es utilizada para bajar los niveles de azufre del carbón.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El ex paritario y referente de los jubilados y trabajadores de YCRT, Luis "Angelito" González, envió una nota al interventor de la empresa estatal, Aníbal Fernández, para pedir la finalización de Galpón Caliza, obra anunciada en 2014, que se inició en 2016 pero que luego fue detenida por la gestión del ex interventor Omar Zeidán.

"El pedido lo hacemos aprovechando un error, que entiendo fue involuntario, en un acto que hubo en Casa de Gobierno en donde se le consultó al Interventor por Punta Loyola y el Galpón Caliza en donde mencionó que la obra está licitada y adjudicada, lo cual no es cierto", aclaró González.

Precisó que la confusión tuvo que ver con el galpón de acopio, por lo que "aprovechando las circunstancias" busca poner en conocimiento la situación del Galpón Caliza.

"En esa obra los trabajadores tomaron la misma en sus propias manos y fueron ejecutando la armadura de hierro del galpón que avanzó 120 metros de largo (sobre un galpón que tiene 270 metros de largo y 60 metros de ancho). Pero lamentablemente la decisión de Zeidán fue que no se iba a invertir nada en Punta Loyola, lo que fue cierto", recordó González.

La piedra caliza -utilizada para bajar los niveles de azufre del carbón- sería cargada a los vagones para ser trasladada a la central termoeléctrica en Río Turbio.

"En la época de Atanasio Pérez Osuna, los últimos 12 años, hubo un proyecto de modernización en Loyola que previó la descarga de la piedra caliza del barco, ya que son necesarias 85 mil toneladas para la central para bajar los niveles de dióxido de carbono y mitigar la contaminación", precisó.

Resaltó que Gaincerian, coordinador de YCRT, había señalado la importancia de "incrementar la operatividad" del puerto, aunque "no habló de Galpón Caliza".

"Para finalizar la obra es necesaria la decisión política y fondos para el hormigón, ya que la primera etapa está terminada", resaltó González.

De este modo, el buque ingresa al muelle, cargan los vagones, se acopia y se trasladada hasta la central. "Eso es darles sustentabilidad a las fuentes de trabajo y evitar el transporte en camión, cuyo costo es cinco veces superior".

Los materiales que quedaron a la intemperie "se están echando a perder", lo que implica una pérdida millonaria, ya que se están "oxidando por efecto de las sales de mar".

 

La nota

Extracto de la nota, de cinco carillas enviada a Aníbal Fernández:

..."La obra mencionada implica la sustentabilidad de Complejo Ferroportuario de Punta Loyola, los actuales puestos de trabajo y la posibilidad de incorporación de personal, sumado a la necesidad de recuperar las instalaciones del Muelle Presidente Illia, cuyo manejo excluyente está en manos de CGC por la firma de Convenio con la Intervención de Omar ZEIDÁN, donde YCRT ni siquiera dispuso de inspección para el cumplimiento de los términos del mismo, con una inversión sensiblemente inferior a las cuantificadas por YCRT para acondicionar técnicamente y operativamente las instalaciones.

Vale consignar desde el punto de vista económico que sobre los costos de la CALIZA se debe agregar la incidencia del transporte, estimándose superior en 5 veces si el traslado se realiza por camiones, en lugar de barco hasta el muelle Presidente Illia de Punta Loyola y en tren hasta la Central Térmica Río Turbio. Párrafo aparte merece que sumado al abandono del Complejo Ferroportuario de Punta Loyola, equipamiento y armadura de hierro a la intemperie que suite la oxidación por acción de las sales del mar, con la correspondiente pérdida de cifras millonarias del erario además de los faltantes en los materiales adquiridos e ingresados para los fines específicos del Galpón Caliza a fines del 2014 y todo el 2015, los que debieran ser objeto de auditoría y denuncia pertinente.

El anuncio realizado sorprende a propios y extraños por cuanto solo existieron expresiones de deseo, intercambio burocrático, caprichos e internas, finalmente una reunión a través de Zoom entre el gerente de explotación, distintos ingenieros y funcionarios y jefaturas del Área Río Gallegos, donde el Ingeniero VERA además de no mostrar interés, no autorizó la Obra, basándose en recomendaciones de funcionarios locales quienes argumentaron un supuesto abandono del Complejo Ferroportuario de Punta Loyola, quedando reducida el abordaje tangencial del tema que nos ocupa a un relevamiento de materiales y la contratación de un especialista para verificación de estructura.

Finalmente debo expresar que los trabajadores del Área Río Gallegos, han demostrado con creces la voluntad, predisposición y compromiso para darle sustentabilidad, continuidad a la fuente y puestos de trabajo, más aún donde hubo un reconversión temporal de mano de obra, en aras de garantizar la puesta en valor del Complejo Ferroportuario, y en función de ese esfuerzo y coherencia entiendo que los mismos debieran ser convocados para la concreción de la obra por administración con la reanudación de los mismos — evitando la tercerización de los trabajos — tanto el Galpón CALIZA como el resto de las obras previstas en el proyecto integral del sistema de modernización de carga y descarga de caliza, cenizas y carbón".

COMENTÁ