Buena noticia

Ya no quedan focos activos de incendio en Corrientes

Las continuas lluvias pusieron fin a los incendios luego de que el fuego arrasara más de un millón de hectáreas.

Bomberos en los incendios en Corrientes.
Bomberos en los incendios en Corrientes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Las intensas lluvias que se vienen registrando en los últimos días en gran parte de la provincia de Corrientes pusieron fin a los incendios rurales, que arrasaron más de 1 millón de hectáreas, y hoy ya no hay focos activos lo que "genera mucha esperanza", según afirmaron voceros de la Dirección de Defensa Civil provincial.

Las precipitaciones superaron los 100 milímetros en pocas horas en localidades como Curuzú Cuatiá y Esquina, entre otras, precisó el subdirector de Defensa Civil, Bruno Lovinson, en declaraciones a Télam.

 

"Estamos más tranquilos, tenemos todo controlado", afirmó el funcionario y agregó que "con la lluvia del fin de semana se terminaron de aplacar los incendios que se registraron en San Luis del Palmar y la situación fue controlada".

Señaló, además, que los últimos focos ígneos se registraron ayer en un aserradero "donde decidieron quemar residuos de la madera" y agregó que "lamentablemente, es un problema de larga data, parece que no comprenden las consecuencias que esto puede generar".

Los incendios rurales registrados durante febrero arrasaron 1.042.514 hectáreas en Corrientes, según el último informe difundido por el Instituto de Tecnología Agropecuaria de Corrientes (INTA), con graves consecuencias en el sistema productivo y las reservas naturales en sus bosques nativos, flora y fauna autóctona, especialmente de la reserva de los esteros del Iberá.

Por esta situación, se declaró la emergencia agropecuaria y zona de catástrofe ecológica y ambiental y tanto la Nación como el gobierno provincial dispusieron de programas de asistencia para los sectores afectados.

Al referirse a la situación meteorológica que se viene registrando en distintas zonas de la provincia, Lovinson afirmó que "nos da esperanzas, vamos a empezar a recuperarnos" y remarcó que "también les da un descanso a los bomberos".

"Nuestro ecosistema empieza a recuperarse con estas lluvias, estamos realmente esperanzados", insistió el subdirector de Defensa Civil.

Finalmente, sostuvo que tras la partida de los brigadistas que "se replegaron" cuando el fuego fue finalmente controlado, los bomberos de toda la provincia "continúan atentos" y siete aviones hidrantes permanecen en territorio provincial.

COMENTÁ