Historia

Viajan por el país y quedaron varados en Río Gallegos: la historia del “Pitbull por el mundo”

Una pareja de viajeros junto a su mascota llevan adelante esta travesía por el país y hoy se encuentran por unos días en la ciudad capital santacruceña ante un imprevisto en su Mercedes Benz. Pasaron las fiestas en Caleta Olivia, estuvieron en San Julián y venden sus artesanías para lograr su primer objetivo: llegar a Ushuaia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Carina y Sebastián son una pareja de Pompeya (Buenos Aires) que un día decidieron dejar su casa y emprender viaje en una casa rodante junto a su mascota, Atila, un pitbull que tiene cerca de 7 años y es su fiel acompañante. Sebastián es soldador, hace plomería, electricidad y junto a Carina llevan adelante trabajos de jardinería en los lugares donde llegan.

Ambos tienen experiencia en el armado de traffic para viajeros. “En Necochea armamos una MB (Mercedes Benz) y en Buenos Aires armamos tres gratis, de regalo a nuestros amigos”, explicaron a TiempoSur, lo cual los motivó para emprender ellos este viaje que planearon hace un año y hoy los encontró en Río Gallegos, aunque con un problema que están tratando de sortear para continuar su viaje con el primer destino que es la ciudad fueguina de Ushuaia.  

DESPERFECTO

El 19 de noviembre partieron desde Capital Federal. Antes habían hecho un viaje experimental a Córdoba, para corroborar las condiciones de la casa móvil. 

Vendimos todo lo que faltaba, arreglamos el motor y salimos”, relataron, dando cuenta que en una primera etapa el viaje los llevó hasta Puerto Madryn, donde la llevaron a un taller a realizar alineación y balanceo.  “El muchacho, que alinea camiones, nos dijo que adentro las ruedas estaban todas comidas y que así no íbamos a llegar hasta Ushuaia”, lamentaron.

Con el auxilio que tenían hicieron un primer intento hasta Puerto San Julián, pero comenzaron a ver que las cubiertas se desgastaban y hasta se podían ver los alambres. Con la mentalidad puesta en conseguir las cubiertas nuevas en Río Gallegos transitaron los casi 400 kilómetros hasta llegar aquí.

Aunque contaron que en el trayecto se armó una cadena con una historia de Instagram y Whatsapp donde juntaron 20 mil pesos para ayudarlos. “Ya teníamos planeado parar 15 días acá, el tema era llegar hasta acá con el auxilio y por suerte estamos”, manifestó Carina, quien agradeció la colaboración y amigos y seguidores de las redes sociales.

Nos dicen los pitbull y nos conocen porque siempre ayudamos a todos”, remarcó, dando cuenta que tienen un grupo de MB 180 y la gente de Instagram que “es muy seguidora y fiel” y siempre “te mandan mensajes de aliento y de alegría”.  

REDES

La pareja junto a su mascota Atila se mantienen activos con historias y fotos y en las redes sociales, lo que lleva a que mucha gente quiera conocerlos al arribar a un lugar.

Pasamos el 31 de diciembre en una YPF de Caleta Olivia y apareció un viajero en moto con quien brindamos y el 1° de enero con la familia de un seguidor de la ciudad que nos invitó a comer un asado en su casa”, relataron. “Era todo una familia, eso está bueno y te llena de alegría”, expresaron.  

Por eso, dejan en claro que “a veces pensás que estas solo y no estás solo”.  

Por otro lado, dieron cuenta que en Tres Cerros una pareja con un nene que se quiso sacar fotos con Atila les colaboró con dinero. “Le contamos que veníamos a Río Gallegos y ellos eran de acá, agarraron sacaron un bollo de billetes y dijeron tomá, es lo que tenemos”, advirtieron sobre la sorpresiva solidaridad de la gente que los conoce. “Es gente que no te conoce y sacan y te dan lo que tienen, es increíble”, indicaron.

VENTAS Y RIFA

Con la mente puesta en juntar 70 mil pesos para comprar las cubiertas, Carina y Sebastián se encuentran hoy vendiendo artesanías y otros productos frente al parque de la costanera de Río Gallegos.

Además, armaron una rifa para sortear una yerba, mate, portamate y llaveros con el fin de recaudar el dinero necesario. 

Decidimos que nuestra casa es esto y vivir nuestra vida acá arriba”, señalaron y pusieron en relieve que su meta es subir desde Ushuaia por la Ruta 40 y su mayor objetivo es llegar hasta México.

COMENTÁ