Conmoción

Una nena de 11 años se salvó de morir en un accidente de avión gracias al abrazo de su papá

Mike Perdue protegió a su hija de 11 años con un fuerte abrazo, con el que le salvó la vida en un accidente de avión, del cual casi todos los pasajeros a bordo murieron.  

Una nena de 11 años se salvó de morir en un accidente de avión gracias al abrazo de su papá
Una nena de 11 años se salvó de morir en un accidente de avión gracias al abrazo de su papá
COMPARTÍ ESTA NOTA

La única persona que sobrevivió de un trágico accidente de avión fue Laney Perdue, una nena de 11 años a la que su padre, Mike, protegió con un abrazo amoroso. La aeronave en la que estaban a bordo se estrelló en el aeropuerto Welke, en Beaver Island, cuando sucedió la explosión.

La madre de la menor, identificada como Christina, brindó su testimonio, luego de que su hija ya esté casi recuperada del accidente, tras permanecer internada: “Estamos desconsolados por la pérdida de mi esposo, padre, hermano, hijo y amigo”, expresó con dolor. Sobre el abrazo que le salvó la vida a Laney, sostuvo: “Dio el mejor abrazo de oso, tomó a nuestra hija y la protegió”.

Luego, Christina añadió: “Nuestras oraciones también están con nuestra comunidad isleña y las otras almas perdidas en el accidente”, declaró la mujer, sobre las personas que perdieron la vida, que estuvieron a bordo del avión, en el que su esposo salvó a su hija con el abrazo más fuerte que pudo haberle dado en la vida.

Sobre el momento en el que Mike le salvó la vida a su propia hija con ese abrazo, Christine relató lo que le contó la nena: “Laney me dijo en el hospital, que su último recuerdo es que papá simplemente la agarró y la abrazó muy, muy fuerte”, contó entre lágrimas, al recordar lo último que hizo su esposo por una de sus cuatro hijos. Estas frases fueron las que les expresó su hija, mientras estaba en el Hospital de Niños Helen DeVos en Grand Rapids, recuperándose.

La nena tuvo cinco fracturas en todo su cuerpo, pero solo del lado del que su padre no le dio el abrazo salvador. “Creo que para mí tendría sentido que si sus heridas estuvieran en un lado, entonces el otro lado estuviera con su padre y él la sostuviera”, finalizó la mamá de Laney.

COMENTÁ