Historia

Una mujer operaria en Vialidad Provincial

Josefina Martínez lleva varios años manipulando maquinaria vial en el organismo provincial. Por estos días capacita a otras mujeres para incorporarse a esta labor operativa y generar un sector más integrador.

La idea de ellos (por la gestión actual en AGVP) es incorporar a la mujer y darle lugar.
La idea de ellos (por la gestión actual en AGVP) es incorporar a la mujer y darle lugar.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno de Santa Cruz a través de la Administración General de Vialidad Provincial (AGVP) se encuentra capacitando a mujeres en maquinaria vial. Estas acciones se encuentran destinadas a agentes viales del Distrito de Perito Moreno, que incluye las Delegaciones de Lago Posadas y Los Antiguos. Próximamente se estarán brindando en las demás localidades para todas las mujeres viales que quieran capacitarse en tareas operativas.

Estas labores se vienen realizando en el marco de un plan de empoderamiento de la mujer que lleva a cabo la AGVP, a través del cual se busca impulsar y desarrollar la igualdad de condiciones y funciones en tareas que históricamente no se les brindaba espacios al personal femenino para ejercerlos por estar destinados únicamente para el personal masculino.

Josefina Martínez es operaria vial en La Administración General de Vialidad Provincial y dialogó ayer por la mañana con Tiempo FM, donde explicó su labor en el organismo y su relación con sus pares varones.    

Según lo entiende, “la idea de ellos (por la gestión actual en AGVP) es incorporar a la mujer y darle lugar”. En este sentido, enumeró a otras mujeres en puestos de planta y manejo del camión, entre otros puestos que ocupan en el organismo.

“Mauricio Gómez Bull se contactó conmigo porque sabía que yo era maquinista, y me dijo si podía capacitar a las mujeres viales. La idea me encantó y a la semana ya arrancamos con la parte teórica y la introducción de las normas de seguridad, que es algo que yo recalco mucho, más en este tipo de trabajos’’.

Hoy, realiza capacitaciones (teórica y práctica) sobre uso de maquinaria para mujeres. “Si vos tenés ganas entiendo que lo podés hacer”, remarcó, que espera seguir haciendo cursos de maniobras con la retroexcavadora y la minicargadora.    

Martínez indicó cómo fue la organización de la capacitación: "Preparé el primer módulo a partir de la retroexcavadora, que hoy se la está usando mucho en la planta de líquido antihielo, y luego seguiremos con la minicargadora. Desenvolverse en este tipo de maquinaria no se aprende de un día para el otro, por eso queremos que las chicas sepan bien lo que están manejando y que puedan solucionar cualquier inconveniente que surja en el campo, donde van a estar solas. Se está dando un curso entretenido, noto mucha predisposición y entusiasmo", detalló la instructora.

“Está bueno el desafío, yo trabajé en la tarea administrativa y siempre es lo mismo”, sostuvo y precisó la diferencia con su labor: “Estas en el campo con la nieve, las máquinas y arena”.

En relación al imaginario que se construye sobre el impedimento de las mujeres para realizar trabajos con maquinaria vial, Josefina Martínez dejó en claro que las estadísticas de empresas con la incorporación de mujeres: “La mujer es mucho más cuidadosa y más precisa”.

“No pasa tanto por el hombre sino por la mujer, de decir ´yo puedo hacerlo sola´”, expuso la operaria vial.

Para finalizar concluyó en que “a las chicas del curso le veías un brillo en los ojos y ganas de maniobrar con las máquinas”. 

Más integración

Una de las mujeres viales que participaron de la instrucción fue Candelaria Granja, quien dio más especificaciones de cómo se desarrolló el curso. ‘’Fue una jornada donde aprendimos muchísimo y estamos ansiosas por las clases que se vienen. Hicimos teórico, repaso de funciones, puesta en marcha, inspección visual. A la tarde fuimos a una cantera de la localidad a hacer movimiento de suelos. Practicamos cargando un camión, aprendiendo a manejar el aguilón y el balde e hicimos zanjeo", explicó.

Para finalizar, Candelaria se expresó sobre esta oportunidad de acceder a la capacitación: "Están integrando mucho más a la mujer en estas cosas que se decía que no teníamos posibilidades por falta de fuerzas, pero en esto tenemos más paciencia somos muy válidas. Yo tenía un poco de experiencia porque aprendí de chica a manejar la retroexcavadora, y con este curso estoy profundizando más conocimientos. Esperamos que se sumen más compañeras, y que haya más lugares operativos para las mujeres’’, concluyó.

COMENTÁ