Río Gallegos

Tucumán al fondo

El cementerio guarda leyendas, vidas y, sobre todo, historias. El lado turístico de la necrópolis local y por qué tuvo que ser “mudado” en dos ocasiones.  

Cementerio de Río Gallegos.
Cementerio de Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El cementerio de Río Gallegos está plagado de leyendas urbanas y sobre todo de historias. Miles de personas yacen sobre sus tumbas o nichos, en descanso eterno. Recorrer el cementerio es caminar en un profundo silencio, respetuoso pero abrumador. Pocos lugares hay en la capital santacruceña donde esto suceda. No hay día en que alguien no vaya a dejar un recuerdo, una rosa o cuidar el último lecho de los que ya no están. Pero más allá de la cuestión histórica y social de lo que significa para Río Gallegos, como toda necrópolis, no queda ajena a la cuestión paranormal. Cientos son las historias de personas que dicen haber visto o escuchado algo. Además otras leyendas urbanas han sido adaptadas en el boca a boca, siempre con el contenido local. Hoy el cementerio local se establece además como un lugar histórico, donde las personas que van pueden recorrer tumbas de personajes que han hecho a la construcción de Río Gallegos y Santa Cruz, como así también un atractivo por su belleza interna en cuanto a la construcción.

 

La directora del área de Turismo del municipio, Mercedes Neil, indicó que se encuentran trabajando en las recorridas turísticas dentro del cementerio, para que el visitante pueda conocer las tumbas de los personajes históricos de la capital santacruceña. “Creemos que es importante poner esto en valor”, recalcó. “Es un gran atractivo y queremos que sea auto guiado, que la persona pueda venir al cementerio y realizar el circuito”.

 

Personajes

“Tenemos un cementerio con distintos personajes y personas que vienen a encontrar historias o conocerlas. Aquí tenemos por ejemplo a la Trifona, que era conocida por las calles de Gallegos; o Capipe; Copacho. Este es el tercer cementerio de la ciudad, uno estaba en la calle Onelli; otro donde estaba la ex Swift”, indicó a TiempoSur Lidia Davies, guía turística de la Dirección de Turismo del municipio de Río Gallegos.

Explicó que las tumbas tienen una defensa contra el viento, por la situación climática de Río Gallegos. Explicó además que hay muchas construcciones en madera, con arte escénico diferente al de otras localidades del país, debido a la fuerte influencia de personas chilenas. Destacó además las bóvedas y los vitro, que merecen un recorrido y tienen un atractivo propio.

Y los pasos que se escuchan, las voces que se oyen y las sombras que se ven pasar de reojo no quedan por fuera del cementerio.

COMENTÁ