Legislatura

Tierra del Fuego, el primer lugar del mundo en prohibir la cría de salmones

Hasta el momento no había registro de legislaciones a nivel provincial o nacional en el mundo que protejan los ecosistemas de los daños de esta industria previo a comenzar con sus operaciones.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Legislatura de Tierra del Fuego aprobó hoy por unanimidad una ley que prohíbe la cría de salmones en las aguas marinas y lagos de la provincia, y se convirtió así en el primer lugar en el mundo que veta esa actividad, considerada nociva para el medio ambiente.

El proyecto fue presentado por el diputado provincial Pablo Villegas, del Movimiento Popular Fueguino, y apoyado por organizaciones ambientalistas locales y nacionales.

Hasta el momento no había registro de legislaciones a nivel provincial o nacional en el mundo que protejan los ecosistemas de los daños de esta industria previo a comenzar con sus operaciones.

 

"Este suceso sienta un precedente histórico para el resto del país y el mundo. De esta manera, Tierra del Fuego evita el desastre ambiental que pudo haber provocado la salmonicultura en el Canal de Beagle", celebró Estefanía González, vocera de la campaña de océanos de Greenpeace.

En 2018, Argentina firmó un acuerdo con los reyes de Noruega - donde la salmonicultura es legal- para explorar la posibilidad de desarrollar la salmonicultura en el Canal de Beagle.
En ese momento, organizaciones ambientalistas denunciaron los peligros que implicaría el avance de esta actividad en el ecosistema y los impactos que tendría para las industrias locales.

A principios de 2019, se instalaron jaulas salmoneras en Puerto Williams, del lado chileno del canal de Beagle, lo que impulsó a crear un movimiento binacional en rechazo de la industria y a la vez prestigiosos chefs se sumaron a la causa.

En mayo de ese mismo año, y debido a la presión ciudadana y al trabajo de la comunidad indígena Yagán, se declararon ilegales las jaulas en Puerto Williams y se ordenó que fueran retiradas. "Estos logros demuestran que, cuando todos nos unimos por una causa común, podemos alcanzar grandes resultados. Hoy, Ushuaia está protegida de una industria nociva que ha generado graves daños a los fiordos chilenos y ha impactado seriamente en las comunidades locales durante décadas. Finalmente, podemos gritar fuerte Beagle sin salmoneras", dijo la vocera.

Desde Greenpeace sostuvieron que el proyecto aprobado hoy en la Legislatura fueguina es un paso importante hacia la protección de los ecosistemas del país y que debe impulsarse la ampliación de medidas de preservación hacia el mar Argentino, que apunten a poner un freno a la exploración petrolera y la pesca intensiva.

COMENTÁ