Vandalismo en Río Gallegos

Silvio Escobar: “El centro de monitoreo hubiera ayudado a resolver más rápido”

El Director Coordinador de Proyectos indicó que la estatua de Cristina Fernández fue enviada a Buenos Aires para su restauración. Sostuvo que el proyecto iniciado por la comuna hubiera permitido resolver de manera más eficaz algunos hechos ocurridos.

La estatua fue dañada y puesta a restaurar.
La estatua fue dañada y puesta a restaurar.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el mes de marzo el municipio de Río Gallegos inauguró en la costanera local el Paseo de la Democracia. Se trata de un sitio donde fueron emplazados monumentos de todos los presidentes electos en este sistema. Apenas días después, una persona destruyó el de Cristina Fernández e intentó dañar la de Néstor Kirchner. Se trató de un acto de vandalismo que cobró relevancia a nivel nacional, tratándose no solamente como un hecho aislado sino también por la vertiente política. Desde un principio desde el municipio indicaron que presentarían una denuncia y que harían que la persona que la rompió –un sujeto de 30 años que fue demorado y liberado en el día- pagará por lo que hizo. En este marco TiempoSur se comunicó con Silvio Escobar, director Coordinador de Proyectos de la comuna, quien remarcó que la medida judicial ya fue realizada por el abogado Jorge Cabeza y que la estatua fue enviada a Buenos Aires para que su creador la restaure. De todas maneras, planteó un viejo tema: la necesidad de contar con el centro de monitoreo. Sostuvo que, de haber existido varias situaciones –como el caso mencionado y la destrucción de parte del monumento a los caídos- podrían haberse resuelto de manera más inmediata.

El Paseo de la Democracia ha reunido a diferentes actores de los partidos políticos. Al menos por ese momento, varios referentes provinciales y municipales dejaron las diferencias y las chicanas de lado, participando del acto de la inauguración. Además, incluso se ha recordado el fallecimiento del presidente Raúl Alfonsín.

 

Restauración

En este marco, Escobar afirmó que la estatua “está en Buenos Aires, se la mandamos al escultor Gerónimo Villalba para que la empiece a reparar. Estará llegando en un mes más. Él maneja sus tiempos en la diaria, tiene otras esculturas para hacer para el resto del país. Ya está y tendremos que ver cómo debemos abonar el tema de la refacción”.

En este sentido, sostuvo que se avanza con la denuncia y la cuestión judicial. “Nos presentamos en la Justicia y en representación de la Municipalidad el Dr. Cabezas; esperamos que nos cite la Justicia y aportar pruebas necesarias”.

Escobar remarcó que cada vez que se hace una obra y se daña, tiene que haber un responsable. Esto hace que la Municipalidad tenga que tomar cartas en el asunto. “Esto es dinero de todos y del erario municipal. Nuestra responsabilidad es cuidar lo nuestro”, apuntó.

 

Centro de monitoreo

Escobar remarcó que esta situación abrió una nueva discusión, que es la necesidad de contar con el Centro de Monitoreo en Río Gallegos. “Tenemos el proyecto hace más de un año, que era una de las prioridades del Intendente para la seguridad de los vecinos. Tuvimos ex funcionarios y ex concejales que nos metieron un amparo judicial porque les molestaba que esté en la ría”, lamentó.

“Un ex concejal que pasó sin pena ni gloria nos mete un amparo judicial con abogados amigos y partidarios, nos paran una obra como el Centro de Monitoreo. Es una obra que iba a traer el municipio. Grasso está interesado en poner cámaras, pero si tenemos parado el Centro, tenemos parada una obra fundamental de la ciudad en cuanto a la seguridad”, sostuvo Escobar. Remarcó que de haber existido, la situación de vandalismo y otras cuestiones policiales se podrían haber resuelto de manera más rápida con las cámaras.

 

Un hecho político

Luego de la construcción de esta estatua, varios espacios trataron el hecho no como una cuestión policial ni vandálica, sino como una cuestión política. Escobar coincidió con esto, remarcando que el sujeto atacó la única estatua femenina de las 7 existentes. “Se puede tomar como una cuestión de género por su figura de mujer y política. No debemos acostumbrarnos a naturalizar el vandalismo”, alertó.

“Tenemos toda la intención de cuidar los monumentos, pero principalmente el Centro de Monitoreo. Debemos solicitar que apure más el tema de la decisión. Tenemos la mirada puesta en recuperar Río Gallegos”, sostuvo.

 

Centro de Monitoreo

En el inicio de 2020 el intendente Pablo Grasso anunció y puso en ejecución, la construcción de un edificio donde funcionaría el Centro de Monitoreo y Observatorio de Río Gallegos, un nodo de seguridad informática con distribución de cámaras en distintos puntos de la ciudad que serían utilizadas para la prevención del delito, aunque el espacio, por su ubicación estratégica inicial, sería un observatorio de cara a la costanera local. En esta primera instancia se ubicaría sobre zona de relleno, en el Barrio Jardín sobre calle Almirante Brown y Sureda, pero al tratarse de una reserva ambiental protegida, los vecinos del sector, en desacuerdo con la construcción y la obstrucción de su privilegiada vista, lograron torcer la decisión.

COMENTÁ