Deconstruir prejuicios

Se dice de ellas

Un taller con perspectiva de género pretende discutir y deconstruir los estereotipos en torno a la representación de las mujeres gitanas en los medios y la sociedad en su conjunto. Un espacio que se construye para discutir la mirada social respecto al rol que ocupan, los prejuicios y su cultura. 

La doctora Voria Stefanovsky, integrante del Observatorio Gitano.
La doctora Voria Stefanovsky, integrante del Observatorio Gitano.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 14 de septiembre la Dra. Voria Stefanovsky y la Lic. Veruska Vasconcelos del Observatorio de Mujeres Gitanas, junto a la Prof. Isabel Ampuero y la Lic. Fanny Novack de la UNPA UARG estarán coordinando un taller denominado “Deconstruyendo prejuicios: diálogos con mujeres gitanas”.

En este sentido, Tiempo FM dialogó con la secretaria de Extensión de la Unidad Académica Río Gallegos de la UNPA, Isabel Ampuero, quien se refirió a diversas iniciativas que vienen desarrollando con profesionales de la comunidad gitana, para llevar adelante las charlas sobre mujeres gitanas y el Congreso Nacional que pretenden llevar a cabo el segundo semestre de este año.  

Según lo explicó, pretenden avanzar en un congreso con perspectiva de género sobre mujeres gitanas y, por tal motivo, lograron que se apruebe este taller que fue seleccionado junto a otras 19 propuestas de 90 proyectos presentados.  

“Vamos a trabajar las representaciones y estereotipos de mujeres gitanas que se ven en los medios de comunicación”, indicó la Prof. Ampuero, quien se mostró “muy contenta de haber sido seleccionados en la instancia nacional”.  

En el marco de este Congreso Nacional buscan “visibilizar, discutir y reflexionar sobre las mujeres gitanas” respecto a la igualdad de género, erradicar los estereotipos y mostrar experiencias positivas del activismo gitano en nuestro país y otros países.  

“Creemos que es un espacio donde se pueda discutir y mostrar estas experiencias”, sostuvo la Secretaria de Extensión de la UNPA-UARG.

Por su parte, TiempoSur pudo mantener un intercambio virtual con la doctora Voria Stefanovsky, integrante del Observatorio de Mujeres Gitanas y organizadora del Congreso Internacional “Educación, Derechos e Igualdad para el Pueblo Gitano”, que se realizó en noviembre del 2020.

TS: ¿Cuáles entiende que son los estereotipos más comunes que se difunden en los medios sobre las mujeres gitanas?

Voria: Hay estereotipos para los gitanos de una manera general, pero en especial, las mujeres sufren porque son blanco de los mismos estereotipos pero con plus, porque a veces no es un solo estereotipo negativo sino un colectivo de estereotipos negativos. Las mujeres gitanas somos estigmatizadas y subalternizadas por el género, como todas las mujeres sufren los mismos problemas, por etnia (por ser gitanas) y por la cultura, ya que es un grupo que está en una sociedad patriarcal y machista. La “robaniños”, que es muy fuerte hasta hoy, la hechicera, la bruja, la que en cualquier momento puede dar miedo porque piensan que practica brujería y puede hacer un pacto con el diablo. También “la seductora” porque viven en el imaginario de una mujer gitana que es muy libertina, pero no del lugar malo de esa seducción. En la literatura se dice que los hombres son seducidos por esa mujer que los llevan a la ruina y a la perdición total.

Todo lo que le pasa al hombre y un poco más. Las mujeres gitanas son más visibles en la sociedad por sus adornos, por el territorio corporal que portan, como la pollera y la manera de vestirse. 

TS: ¿La propuesta del taller supone un diálogo entre comunicadoras/es y mujeres gitanas?

Voria: El taller está abierto a comunicadores, a estudiantes y personas de la comunidad, para quien quiera hacer el diálogo, pero si fueran los comunicadores sería muy bueno porque se trata de traer a la luz esos estereotipos que se usan y no se dan cuenta lo que están haciendo (yo creo que sí saben lo que están haciendo) pero podemos reflexionar.

TS: ¿Ha cambiado el rol que ocupa la mujer gitana en su comunidad?

Voria: Está cambiando poco a poco, está cambiando en algunas familias y en otras no. De una manera general de pensar en una cantidad abstracta (porque no contamos con números) no ha cambiado. Pero en su minoría sí. Siempre la mujer sigue siendo la transmisora de la cultura y con todos los cambios que pueda haber eso sigue. Siguen siendo las que cargan la bandera, es decir, la ropa y lo que es visible al otro como marcar la identidad. La comunidad está parada en el tiempo, ha habido algún cambio, ha avanzado en unos sectores y no en otros. Yo soy una doctora, por ejemplo, y eso era imposible antes, hay otras doctoras gitanas en otras partes del mundo aunque son pocas en relación a la cantidad de gitanos. Falta mucho porque hay problemas que siguen y todavía la educación es preocupante porque hay muchas mujeres que no siguen los estudios.

Siempre es bueno hablar de eso porque es muy complejo cómo la cultura gitana es formada por grupos que son distintos aunque conserven una base común. Existe una gran diversidad interna y es difícil hablar de un todo, pero hay bastante camino para caminar para la mujer.

El estereotipo es un gran problema porque es el núcleo duro de los prejuicios y si yo no cambio el estereotipo y reconstruyo eso el prejuicio sigue, y ese prejuicio genera la discriminación y desigualdad social. Es muy preocupante y es muy importante trabajar en eso.   

COMENTÁ