Curiosidades

Responde qué logras ver en primera instancia y conocerás un aspecto oculto de tu forma de ser

Rétate con un desafío visual que pondrá al margen tu perspectiva. Vas a ir más allá de lo que pensabas con este nuevo test de personalidad. Prepárate para las respuestas que leerás al final de la nota.

Responde qué logras ver en primera instancia y conocerás un aspecto oculto de tu forma de ser
Responde qué logras ver en primera instancia y conocerás un aspecto oculto de tu forma de ser
COMPARTÍ ESTA NOTA

He aquí un test de personalidad que permite a las personas descubrir algunos de los aspectos que suelen permanecer en su subconsciente. La prueba consiste en una imagen diseñada para generar diferentes percepciones en quienes la ven. Dependiendo del formato elegido en primer lugar, es posible realizar un perfil abstracto y no detallado de la personalidad de la persona. No es casualidad que cuando se observa algo desconocido o no fácilmente identificable, el cerebro intente compararlo con algo que ya conoce. Esto es algo que la psicología ha estudiado durante mucho tiempo para comprender cómo funciona el subconsciente de las personas.

El siguiente test es sencillo. Te mostramos una composición con varias figuras de diferentes formas, pero casi de igual contextura que te puedan confundir. Lo que debes hacer es escoger una de ellas, la que veas primero, la que más te represente, te guste o quieras, pues ello te dirá una respuesta que no te imaginarías sobre tu futuro amoroso, pero que te ayudará para mejorar tus relaciones.

La prueba de personalidad te hará pensar acerca de ti y tus conflictos más profundos, pero sobre todo, tu misión hoy en día. Mira atentamente y rápido la siguiente imagen que está elaborada con el paisaje concreto. Revisa la imagen e identifica qué es lo que te llamó más la atención en primera instancia, pues ello te dirá una clave para que prestes mayor atención a un problema que te superará.

Respuesta 

Rostro de una mujer - Eres una persona que le gusta decir la verdad. Te caracterizas por ser honesta. Es agradable conversar contigo. No te alardeas, ni interrumpes. Eres un buen oyente. Eres muy diplomático al hablar, tu comunicación está llena de tacto, cuidado y posees un buen sentido del humor. Eres un gran conversador.

Árboles - Si viste primero, los árboles en otoño en un cielo purpura, muy acogedor. Tu discurso es sin prisas y significativo, sabes cómo dirigir la conversación en la dirección correcta, tienes una voz muy agradable y una risa tranquila y amable. Tu comunicación es cordial. Sabes contar una historia corta e increíble. Tus comentarios siempre son apropiados. Tienes el don de mantener la comunicación y terminarla a tiempo. Eres un encantador conversador.

Manos - Las manos mostrando la palma con unas estrellas, nos indica que eres un interlocutor amable y muy servicial. Apoyas, empatizas, consuelas y motivas siempre a los demás. Cuando te comunicas, la gente siempre es franca y leal contigo. Sienten tu bondad, siempre quieres ayudar. Eres inteligente. Posees una buena memoria. Siempre sabes qué decir y qué recomendar para que se sienta mejor. Eres un compañero compasivo.

Una liebre - Si viste primero una liebre acurrucada, eres una persona muy dulce hermosa y así es tu comunicación. Eres un erudito, descarado y brillante conversador. Te gusta comunicarte sobre temas sensibles, te gusta discutir con personas inteligentes. Sabes cómo dar temas increíbles, siempre tienes hechos inesperados listos. La comunicación contigo es algo que no todo el mundo puede llevar. Pero escucharte es un verdadero placer. Eres un maestro de las palabras. Eres un conversador inteligente y emocional.

Un ave - Es seguro decir que nunca es aburrido estar contigo y no siempre cómodo. Tu estado de ánimo cambia a menudo durante la conversación. Eres una persona impulsiva. Un estado de ánimo romántico puede adquirir abruptamente un color escéptico y convertirte a un estado de ánimo pesimista e incluso cínico. Puedes arder en medio de la comunicación más divertida. Eres como el mar. Ya sea tranquilo y hermoso, o no menos bello, pero una tormenta bastante peligrosa. Eres un conversador emocional.

Rostro del lobo - Si visualizaste el rostro del lobo, o los lobos escondidos en el bosque, eres un introvertido o te encanta escuchar más que hablar. La gente no siempre te entiende. Realmente no tratas de explicarte al mundo. Tienes tu propio mundo, con tus reglas y principios. No te gusta cuando alguien intenta invadirlo. Eres una persona cerrada. Te encanta pensar, tal vez crear y contemplar. Rápidamente te cansas de la comunicación. Quieres irte. Rara vez tratan de retenerte

COMENTÁ