Curiosidades

¿Qué significa soñar con serpientes o culebras?

Si alguna vez soñaste con serpientes o culebras y te preguntaste qué podía significar, acá te traemos la respuesta.

Soñar con serpientes o culebras. (Foto: Pexels)
Soñar con serpientes o culebras. (Foto: Pexels)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Muchas veces, nuestro inconsciente se manifiesta a través de esas imágenes que tenemos al dormir, así lo indica María Jesús Palmer, experta en la materia y autora de “Manual de interpretación de todos los sueños”.

Una vez establecido eso, hay que asociar elemento por elemento.

A las serpientes y culebras se las puede asociar con algo negativo y malévolo por los orígenes bíblicos, como pecado, maldad y desobediencia. Según Clarín, soñar con estos animales puede significar que vienen muchos episodios negativos, tales como problemas laborales, traiciones, enfermedades graves, conflictos inesperados en la pareja y con los seres queridos.

La tarotista esotérica Victoria Arderius, explicó a Clarín que al ser estos animales seres rastreros, simbolizan el castigo tras la rebeldía: el pecado. “Soñar con una víbora viva, nos enfrenta a recordar quiénes somos y qué hemos aprendido en esta vida, para no sucumbir a las tentaciones que nos sacan del camino que nos conduce a nuestros objetivos”, dijo.

Hay que tener en cuenta que el color, tamaño y otros factores pueden cambiar el sentido del sueño. Arderius indica que hay que desmenuzar los elementos del sueño: color, animal, etc. Por ejemplo, si la víbora es negra, se habla de la falta de discernimiento ante una situación; es decir que, no estamos haciendo caso de la razón, que no estamos actuando con un pensamiento lógico, sino que obramos bajo el mando de la parte más emocional. ¿Por qué? porque el color negro significa indecisión, sentimiento y poco criterio.

“Debido a este significado de color negro, y la representación fálica que suponen las serpientes, soñar con serpientes negras se puede interpretar como la tentación de mantener una relación que no sería adecuada”, explica. En otras palabras, las serpientes, víboras o culebras en los sueños, son sinónimo de miedo, terror, pérdida de nuestro control, enfermedades cercanas o debilidad a encarar nuevos proyectos que nos parecen muy difíciles.

COMENTÁ