Río Grande

Por contagios, se complejiza la situación en fábricas electrónicas

Por el aumento de casos de personas contagiadas por Covid-19, es compleja la situación en las fábricas electrónicas establecidas en Río Grande, debido a que algunas debieron paralizar por un lapso de horas su producción y en otras padecen la reducción de su personal de línea. Monitorean los casos para evitar una medida extrema.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En las últimas horas se detectaron nuevos casos positivos de Covid-19, entre las mas de 80 personas que estaban registrada este miércoles como sospechosos. A partir de ello, se comenzó a verificar a todos los que tuvieron algún tipo de contacto con los contagiados y así fue que hubo operarios de fábricas electrónicas, los que debieron ser aislados.

Lo más reciente sucedió ayer, en horas de la mañana, en la firma Electro Fueguina, donde se detectó el caso de un trabajador con Covid-19 positivo. A pesar de la resistencia de la patronal, el cuerpo de delegados de la Unión Obrera Metalúrgica resolvió poner a resguardo a los trabajadores y suspender toda actividad hasta que se realice una desinfección de todo el lugar.

Las tareas se normalizarán este viernes, una vez adoptadas las medidas de aislamiento del personal afectado y que se verifique que ninguna otra persona presenta síntomas sospechosos.

A este hecho, se suma lo ocurrido en la planta de BGH, cuando en el turno nocturno del miércoles un operario que debía estar en cuarentena se presentó a trabajar por su propia voluntad con intenciones de trabajar, pero los directivos de la empresa se lo evitaron y ante la insistencia de este personal se solicitó la presencia policial.

Efectivos de la Comisaría Segunda se hicieron presente en la fábrica para persuadir al operario a regresar a su casa. Como toda explicación, el operario dijo que había tenido contacto con una persona sobre quien se sospecha tiene síntomas de Coronavirus, pero que no estaba el resultado que confirme si está enfermo o no; por lo tanto, entendía que no había motivos para estar aislado.

Luego de entrar en razón, el operario aceptó retirarse en forma voluntaria, sin tener que ser necesaria el uso de la fuerza pública.

Otra de las fábricas que por estas horas está complicada en cuanto a su producción, es la firma Brighstar, donde se detectó que un trabajador padece de Covid-19, por lo tanto se tomó la determinación de proceder a aislar a otros 30 trabajadores que tuvieron algún tipo de contacto con esta persona.
El aislamiento obligatoria de una treintena de trabajadores afecta la normal producción de esa planta electrónica.

Todos los casos detectados están siendo monitoreados, de manera que se mantenga controlada la situación y no se deban adoptar medidas extremas, ya que los empresarios están lejos de querer aceptar una nueva paralización total de sus plantas, luego de casi dos meses de haber retomado la actividad plena, siguiendo todos los protocolos de seguridad exigidos.

Fuente El Diario del Fin del Mundo. 

COMENTÁ