Fuego intencional en el vaciadero

NSC realizó la denuncia y aportó imágenes de seguridad para identificar a los autores

Leonardo Artieda, gerente de la empresa Nueva Santa Cruz (NSC), habló con TiempoSur respecto al incendio intencional ocasionado en la zona de acopio de chatarra que se encuentra bajo la guarda de la recicladora. Confirmó que pudieron observar a dos personas encendiendo el fuego. Despejó dudas respecto a la relación con recuperadores sociales. 

Imagen del incendio del día jueves (C.G)
Imagen del incendio del día jueves (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En horas de la tarde del jueves se produjo un importante incendio en el vaciadero de Río Gallegos. El fuego afectó la zona de ingreso donde se encuentran acopiados los vehículos en desuso que, a lo largo de los últimos meses, la Dirección de Tránsito Municipal y la Dirección de Saneamiento Ambiental han retirado de distintos puntos de la ciudad capital. El fuego cubrió gran parte de la chatarra acumulada en el lugar, por lo que llegó allí personal de bomberos. Se necesitaron dos dotaciones que trabajaron en sofocar el foco ígneo y, según transcendía en las primeras horas, habría sido de manera intencional lo que finalmente en el día de hoy terminó de confirmar TiempoSur. Según lo expresado por el gerente de la empresa NSC, Leonardo Artieda, durante la jornada de ayer personal policial y judicial se hizo presente en las instalaciones de la empresa y recorrieron la zona del incendio. Posteriormente, desde la empresa a cargo de la plata de reciclado, se hizo entrega de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del predio. “Se puede ver de forma muy clara a dos personas iniciando el fuego y que después se escapan por la parte de atrás del lugar”, comentó Artieda. En principio, el empresario manifestó no reconocer a las personas que se observan en las imágenes.

Justamente en este sentido, en otro tramo de la entrevista hizo hincapié en aclarar que al día de hoy la firma mantiene una buena relación con las personas que se dedican al recupero de material reciclable que luego es vendido a la empresa de reciclaje, esto a raíz de algunos trascendidos periodísticos que señalaban que un conflicto por la falta de pago habría sido motivo para la reacción de algunas de las personas que viven del cirujeo. “Son publicaciones malintencionadas. Nosotros con los chicos no tenemos inconvenientes. Ellos hacen el recupero de material reciclable y nosotros se lo compramos. Los días viernes hacemos efectivo el pago y estamos al día”, dijo al remarcar que “a las personas que están en las cámaras no las conocemos”.

Por último, consultado sobre las críticas que surgen desde el área de recolección municipal, desde donde exponen que la empresa hace uso de la infraestructura municipal en detrimento del propio sector que no cuenta con las herramientas necesarias, el empresario expresó: “Sabemos de dónde vienen esas expresiones. Nosotros somos terciarizadores de la planta, de su mantenimiento y funcionamiento, y el municipio no sólo se favorece en lo referido al manejo de los residuos y su impacto en el ambiente, sino que también de manera económica. En este caso colabora con un camión que se ocupa de recorrer los comercios que son grandes generadores de cartón, a modo de poder avanzar en el trabajo”. Descartó que este desencuentro con algunos trabajadores del sector tenga que ver con lo sucedido.

COMENTÁ