Indignante

"No aguanto más": un nene de 11 años sufre bullying por sus compañeros

La madre de un niño de 11 años denunció ante la Comisaría de la Mujer de la localidad bonaerense de Grand Bourg que su hijo sufrió bullying por sus compañeros del mismo grado de la escuela pública primaria 6 y que tras reiterados pedidos de ayuda a las autoridades educativas, según la mujer, dijeron que desconocían la situación y hoy le ofrecieron ayuda.

COMPARTÍ ESTA NOTA

"Ahora la directora recibió a la mamá de mi sobrino porque vinieron los medios, porque nunca podían darnos una solución, siempre eran juegos de mi sobrino, que lo hayan llevado al baño y lo hayan tocado, que los compañeros le pegaran, que la maestra le dijera que no le daba un sandwich porque era gordo", dijo la tía del nene agredido, Elena, en declaraciones periodísticas desde la puerta de la escuela primaria 6, localidad de Grand Bourg.

Cerca de las 2 de la tarde, familias de alumnos de esa institución escolar se reunieron en la puerta de la escuela para acompañar a la familia del niño agredido y reclamar por otras situaciones de bullying sufridas por otros estudiantes.

"La mamá, se enteró de esta situación en el mes de abril, pidió hablar con la maestra para contarle lo que le relataba su hijo y no pasó nada, pidió hablar con el vicedirector, luego con el consejo escolar, de ahí la mandaron a inspección general y tuvo que radicar una denuncia en la Comisaria de la mujer", reclamó la mujer quien agregó que las autoridades escolares "no le creían porque es chico", y explicó que la situación de abuso sucedió durante la clase de gimnasia, donde el vicedirector es el mismo profesor de esa actividad.

"Él dice que en ningún momento los dejó solos y los chicos decían que sí, él se iba para buscar cosas para hacer las actividades y no volvía, se quedaba tomando mate, charlando y, en ese momento, el chico aprovechaba a golpear a mi sobrino", relató.

Luego, agregó que su sobrino "ahora está muy triste" porque lo van "a cambiar de escuela y él no quiere, porque el falta un año para terminar la primaria y dice que no hizo nada malo, y es verdad".

A la salida de la reunión con las autoridades escolares, la madre del niño, Nadia, afirmó que los directivos le dijeron que "no estaban al tanto de nada".

"Ahora dicen que me van a dar una solución, siempre dicen lo mismo, que me van a buscar un turno con un psicólogo, la verdad que es una vergüenza", detalló.

COMENTÁ