9 de octubre: Día Mundial de las Aves Migratorias

Luego de un fabuloso viaje, las aves migratorias hacen escala en el Estuario

El  Día Mundial de las Aves Migratorias, instituido por la ONU,  se celebra dos veces cada año, el segundo sábado del mes de mayo y el primer sábado de octubre, en coincidencia con las dos grandes migraciones que realizan en el año.

Los Guardianes del Estuario, junto al Grupo Scout “San Juan Pablo II” y público en general, celebraron el Día Mundial de las Aves Migratorias con juegos, visitas guiadas y salidas de campo.
Los Guardianes del Estuario, junto al Grupo Scout “San Juan Pablo II” y público en general, celebraron el Día Mundial de las Aves Migratorias con juegos, visitas guiadas y salidas de campo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El tema para 2021 es ¡Canta, vuela, vuela como un pájaro!”, centrándose en los fenómenos del canto y el vuelo de los pájaros como una forma de inspirar a las personas de todo el mundo en su deseo de proteger a las aves y sus hábitats. Para ello, se desarrollan actividades de sensibilización y educación ambiental. Para escuchar los cantos de las aves migratorias que llegan al Estuario del río Gallegos, descargá la App “A ver Aves” de Ambiente Sur en los siguientes links: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.averaves y  https://apps.apple.com/ar/app/a-ver-aves-vive-las-reservas/id1551648262

Las aves migratorias y sus desplazamientos estacionales fueron descubiertos hace más de 100 años cuando se comenzaron a utilizar técnicas de captura y anillado de aves silvestres que permitieron descubrir los desplazamientos de numerosas especies de aves. Entre ellas los chorlos y los playeros.

De esa forma, fue posible comprender que algunas de estas especies son migratorias de larga distancia. Nidifican en áreas tan lejanas como el Ártico de Norte América durante el verano boreal, migrando hasta sus sitios de estadía austral en el Hemisferio sur, como Río Gallegos y Tierra del Fuego, para permanecer desde la primavera al verano. Estas son llamadas “migrantes neárticas”. Otras, se reproducen en el sur de la Patagonia durante la primavera y verano austral, para luego migrar al norte hacia la cordillera andina, Provincia de Buenos Aires o incluso a Brasil, donde permanecerán durante el invierno. Se las conoce como “migrantes australes o de la corriente patagónica”.

Aunque todas estas aves viven en estrecho contacto con el agua y buscan su alimento en el limo de la marea baja y en aguas dulces poco profundas, son pocas las que saben nadar; en consecuencia, los trayectos marítimos son tan arriesgados para ellas como para las aves terrestres. El hecho de que sean capaces de realizar largos viajes a través del océano estriba en su extraordinaria aptitud para el vuelo. Las alas largas y finas de la mayoría de estas aves son las que les permiten volar con rapidez y eficacia. Por cada caloría de energía consumida, son capaces de llegar más lejos que cualquier otra ave de igual tamaño pero menos eficiente.

Algunas especies vuelan directamente sobre mar o tierra pero otras deben realizar escalas para recuperar energía. Debido a esto, las rutas migratorias de muchas especies están determinadas por la situación de los estuarios y las marismas costeras, donde encuentran los invertebrados de los que se alimentan. Una de estas importantes escalas es el Estuario del río Gallegos, donde miles de aves migratorias descansan y se alimentan.

La importancia de las planicies intermareales para las aves migratorias es cada vez más evidente. Una zona de escala donde una migrante puede pasar el tiempo suficiente para acumular las reservas que necesita es vital, ya que si una especie migratoria no encuentra el alimento suficiente para completar la siguiente etapa del viaje, no sobrevivirá. De ahí la importancia de la conservación adecuada de estos ecosistemas a lo largo de sus rutas migratorias.

Migratorias: los preparativos del viaje

Causa fascinación conocer los preparativos que son necesarios para que un ave migratoria emprenda su viaje. Hacia el final del verano es el momento para acumular las reservas de grasa que le servirán de combustible para el largo trayecto, mudará sus plumas y aumentará la potencia de los músculos del vuelo para asegurarse un vuelo ágil y eficiente.

El más importante de estos preparativos es la acumulación de una gruesa capa de grasa subcutánea, aun cuando efectúen escalas para alimentarse. Cuando el ave haya terminado de acumular grasa y se disponga a migrar, la proporción del peso corporal correspondiente a los músculos de vuelo, probablemente se habrá reducido de un 15% a un 12%, pero el peso de los músculos habrá aumentado unos 3 gramos.

Si ocurriera que el ave tuviera dificultades en avanzar, por ejemplo, por vientos en contra, y se quedara sin energía en el trayecto, puede transformar parte de ese tejido muscular suplementario en combustible para poder seguir viaje.

Celebrando a las aves migratorias en el Estuario

En sus trayectos las aves migratorias conectan comunidades y organizaciones que unifican estrategias para protegerlas a ellas y sus hábitats. En ese camino de tejer redes de trabajo y acciones de conservación, Ambiente Sur participará en el X Festival de Aves Rapaces del Proyecto Veracruz Río de Rapaces (México), organizado por la filial local de la ONG Pronatura de ese país y que se llevará adelante en formato virtual entre el 18 y 22 de octubre próximos. Ambas organizaciones mantienen un vínculo a partir de las capacitaciones realizadas por sus miembros para la implementación de las Campañas del Orgullo, focalizadas en el Playero rojizo, en Río Gallegos, y en el Halcón peregrino, en Veracruz.

El viernes 22 de octubre, integrantes de Ambiente Sur brindarán una charla virtual sobre tres aves migratorias que se encuentran en Río Gallegos y su vínculo con las especies de rapaces. Asimismo, ese mismo día se presentará en el Festival mexicano una función vía streaming de la obra de teatro ambiental “Odisea por sobrevivir”, producida por la Asociación, que podrá seguirse en vivo por su canal de Youtube. La obra está dirigida a niños de nivel inicial y primario y relata una historia donde los personajes forman parte de la avifauna local, educando y enseñando a los más pequeños sobre las aves.

El Día Mundial de las Aves Migratorias, celebrado el pasado sábado 9 de octubre, Ambiente Sur convocó a una importante cantidad de personas que participaron de visitas guiadas y juegos interactivos en el Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos” y salidas de campo, en el marco del Programa Guardianes del Estuario.

Los Guardianes recibieron al Grupo de Scouts “San Juan Pablo II” para contarles sobre sus objetivos y actividades, compartir acciones conjuntas por la conservación del Estuario, convirtiéndose de este modo en “MiniGuardianes del Estuario”.

Ambiente Sur participará en formato virtual del X Festival de Aves Rapaces de Veracruz, México, con una charla sobre aves migratorias locales y una función de teatro ambiental.

 

www.ambientesur.org.ar

[email protected]

Facebook: Asociación Ambiente Sur

Vos también podés sumar tu apoyo y colaborar con nuestro proyecto. Ingresá a este link: https://www.ambientesur.org.ar/colabora

COMENTÁ