Estudio de campo

Los resultados parciales de un estudio sobre la desigualdad en Santa Cruz

Comenzó a realizarse en febrero de este año a cargo de dos investigadores del CONICET. Analizaron cómo las organizaciones sociales cogestionan fondos sociales con la provincia y eso ayuda a reducir la desigualdad y mejorar el uso de los recursos de las regalías petrolíferas para fondos sociales.

Cuando el Gobierno cogestiona con organizaciones sociales, tiene a haber una mayor llegada e impacto en sectores vulnerables
Cuando el Gobierno cogestiona con organizaciones sociales, tiene a haber una mayor llegada e impacto en sectores vulnerables
COMPARTÍ ESTA NOTA

En febrero, TiempoSur informó que dos investigadores del CONICET llegaron a Santa Cruz para analizar cómo las organizaciones sociales cogestionan fondos sociales con la provincia y eso ayuda a reducir la desigualdad, lo realizaría Romina Del Trevisi (Universidad Católica de Córdoba); pero también el uso de los recursos de las regalías petrolíferas para fondos sociales, estudio a cargo de Lucas González (Universidad Nacional de San Martín).

Este estudio -que efectúan en todas las provincias- incluyó entrevistas con autoridades del Gobierno, sindicatos, organizaciones sociales, sector académico, juntas vecinales, grupos de mujeres y comedores barriales.

En el caso de Santa Cruz el análisis -que tomó como punto de partida 2003- no finalizó, pero sí avanzó hasta 2015 y existen algunos datos interesantes que ayudarán a reconocer cuáles son las provincias que redujeron más la desigualdad, para de este modo aplicar estas políticas sociales.

Del Trevisi tenía la hipótesis de que las provincias en las que había más organizaciones sociales con mayor densidad organizativa disminuyeron más su desigualdad. "Nos aproximamos a su planteo de que cuando el gobierno cogestiona con organizaciones sociales, tiende a haber una mayor llegada e impacto en sectores vulnerables y los datos apoyan la hipótesis que ella tenía", precisó González.

Junto a otro profesional, González analizó también otra variable: El impacto de los perfiles de la conformación de los gabinetes provinciales, es decir, si el gabinete está conformado y los integrantes están conformados por grupos de intereses productivos de cada provincia.

"Planteamos dos coaliciones, una distributiva y otra regresiva. La distributiva, son los sindicatos, las organizaciones piqueteras populares y políticos de estructuras burocráticas dentro de la política provincial", detalló.

La regresiva se relaciona, por ejemplo, a intereses agrícolas en provincias del norte del país, con intereses en el sector del tabaco, la yerba, la caña de azúcar, pero también en el sector de la megaminería y el petrolero, ya que "algunas provincias están permeadas por este sector".

Detectaron que cuando en algunas provincias los sectores antes mencionados tienen puesto dentro del gabinete, como Ministerio de Industria, Economía o Producción, el índice Gini tiene 5 puntos más en promedio en la medida de desigualdad. Este índice se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. (Durante el gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ese coeficiente -el cual es muy difícil poder bajarlo- disminuyó 10 puntos, de acuerdo a datos oficiales. Durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, aumentó de dos a tres puntos).

"La desigualdad no solo depende de la capacidad organizativa de la sociedad, sino de los intereses aliados a un gobierno", expuso.

Un ejemplo claro- deslizó- es que en Corrientes existe una ley que recauda el impuesto a la propiedad rural, el cual no puede ser redistribuido a políticas públicas y sólo debe destinarse lo recaudado a este sector.

"Vemos que hay sectores muy fuertes en Corrientes, como de la yerba y el arroz, que fraccionan al gobierno para que no haya tanta redistribución", detalló.

EL CASO DE SANTA CRUZ

En el análisis detectaron dos grupos en las provincias diferenciados claramente.

El primero, provincias dependientes de la producción primaria muy concentrada, como son los distritos agrícolas.

El segundo, provincias "recientemente nuevas", con ocupaciones poblacionales recientes, con una burocracia más grande y sobre todo con un "Estado más fuerte" y con políticas autónomas, como son La Pampa, Tierra Del Fuego, Santa Cruz y Chaco. 

"Hay menos desigualdad en donde los sectores productivos no están tan concentrados porque no son extremadamente fuertes, como sucede en otras provincias, con el sector azucarero en Tucumán, el arrocero en Corrientes o yerbatero en Misiones", destacó.

En cuanto a Santa Cruz, llamó la atención la variación del coeficiente Gini desde 2003, ya que junto a Tierra del Fuego lo disminuyeron.    

"Tierra del Fuego lo disminuyó de 44 a 32, pero Santa Cruz llegó a 40 puntos y allí se plantó", precisó.

En ambas provincias, hay una variable que también es importante, que es el agosto social per cápita, aunque desconoce por qué en Santa Cruz el valor se estabilizó en 40 puntos, pero disminuyó más en Tierra del Fuego.

"Dentro del grupo son las provincias que más disminuyeron la desigualdad", aclaró.

Por ello, analizan si en el caso de Santa Cruz incide el modo en el que se distribuye la ayuda social o cómo llega. "Vemos que el Estado tiene una presencia muy fuerte en el territorio, pero que es más grande y está fragmentado, con lugares más remotos que en otras provincias, con desafíos territoriales que posiblemente no tengas en otras provincias", indicó.

Valor Gini Santa Cruz

2003: 44 puntos (valor máximo)

2011: 39,5 puntos (valor mínimo)

COMENTÁ