Tristeza

Los incendios en Corrientes alcanzaron el ingreso a los Esteros del Iberá

El fuego obligó a cerrar los ingresos de Cambiretá, Loreto, San Miguel y Concepción. Ya se incendiaron más de 500.000 hectáreas en toda la provincia.

Incendios.
Incendios.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los incendios que azotan a la provincia de Corrientes y que ya afectaron más de 500.000 hectáreas alcanzaron los portales de acceso a los Esteros del Iberá. Las autoridades provinciales advirtieron hoy que la profunda sequía está afectando a los animales del ecosistema.

El ministro de Turismo de Corrientes, Sebastián Slobayen, señaló que varios portales de ingreso están cerrados y que se está trabajando para combatir el fuego, a la vez que calificó de "complicada" la situación en la zona norte.

"La situación está complicada en la zona norte, ItuzaingóVilla OlivariLoretoSan Miguel, donde cuadrillas de brigadistas y bomberos están trabajando para sofocar el fuego", expresó el funcionario provincial en declaraciones a Télam.

En este sentido, detalló que “permanecen cerrados los portales de ingreso a lo esteros del Iberá: Cambiretá, Loreto, San Miguel y Concepción, hasta que la situación mejore”, y agregó que "permanecen operativos otros portales, como Colonia Carlos Pellegrini".

"En Cambiretáhace 30 días que tenemos focos de incendios, se apagan unos y luego se prenden otros", relató Andrea Boloqui, presidenta de la Cámara de Turismo de Corrientes y mencionó que los sofocaron en algunas oportunidades con la ayuda de brigadistas de Parques Nacionales .

Detalló además que están a 30 kilómetros de la Ruta 12 "estamos pegados al parque Nacional, tenemos una reserva privada de 1.600 hectáreas de la que se quemaron 1400”.

Boloqui se refirió al daño que el fuego causa en los bosques nativos y también en la fauna, agravado por la sequía excepcional y además en el turismo.

"Los animales no tienen agua. Les dejamos agua a los monos en los árboles y a los yacarés dos o tres mil litros por día, cuando no la necesitamos para apagar el fuego", señaló y remarcó que el gran problema es que "el estero está seco".

Sobre el turismo, señaló que también se ve muy afectado "porque generalmente gran parte de los turistas que vienen a las playas de Ituzaingó quieren visitar el Iberá y ahora no pueden hacerlo".

"No hay pronóstico de lluvia, no sabemos hasta cuándo seguirá esto", se lamentó la titular de la Cámara de Turismo de Corrientes.

COMENTÁ