Cannabis medicinal

“Los adultos mayores están perdiendo los prejuicios y preguntando cada vez más”

Fueron las palabras de Analía Hinding, parte de AProCaM la Asociación Pro Cannabis Medicinal que nació en mayo en Río Gallegos.

Afirman que muchos están cansados de seguir tratamientos con drogas químicas e industriales.
Afirman que muchos están cansados de seguir tratamientos con drogas químicas e industriales.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En diálogo con TiempoSur comentó que están avanzando en la personería jurídica para seguir tejiendo redes en la provincia y plantear modificaciones en la Ley de Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta del Cannabis y sus derivados.  “Por el momento nos estamos reuniendo de manera virtual y respondiendo las dudas que surgen en la página”.

La Asociación Provincial de Cannabis Medicinal cuenta con 11 sedes y aborda el tema en Río Gallegos, Pico Truncado, Los Antiguos, San Julián, El Calafate, Las Heras, Puerto Deseado, Caleta Olivia, Piedra Buena, El Chaltén, Río Turbio y 28 de Noviembre.

“Desde la fanpage invitamos a todos a participar de las distintas capacitaciones que se dan en las diferentes redes sociales para estar informados”, destacó Analía, que en cuarentena aprovechó para asistir a charlas virtuales. “Son capacitaciones que se ofrecen desde distintos entes del Estado”, destacó en cuanto al latente tratamiento de una modificación que contemple el autocultivo medicinal y recreativo.

Invitó a toda la comunidad a unirse a este espacio virtual que nutren los miembros de la asociación ad honorem. Destacó que tratan de responder todas las dudas de inmediato, pero que es un trabajo sacrificado y de promoción de derechos ya que en la actualidad la ley no contempla todas las realidades de los usuarios de cannabis.

 

Plantar sin prejuicios

La referente destacó que las personas de la tercera edad se están acercando cada vez más. “Son personas que sufren muchos dolores, que están cansadas de tomar remedios cuando se levantan y cuando se van a dormir” apuntó en referencia a tratamientos con drogas químicas e industriales.

Según la fundación CANNA, la planta puede tener efectos beneficiosos para el tratamiento de epilepsia, parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple y la enfermedad de Crohn, entre otras condiciones intestinales inflamatorias. Analía explicó que los tratamientos con cannabis cambian el concepto de dolor.

 

Cannabis patagónico

La región sur del país ha tenido una participación destacada en el fomento de esta práctica. La primera doctora en cannabis de Argentina, Fresia Sofrás, es patagónica; vivió en Esquel y estudió Biología en la Universidad Nacional San Juan Bosco.

Los primeros 41 permisos del país para el autocultivo de cannabis medicinal se otorgaron el mes pasado en Río Negro. “Si esto es un alivio, bienvenido sea. Se hará un registro y un acompañamiento desde nuestra salud pública” comentó Adrián Casadei, intendente de Las Grutas al aire de Tiempo FM.

Desde Río Gallegos, la referente de APROCAM explicó que “los avances se dieron porque esas localidades ya tienen legislación y trabajo con las universidades estudiando la planta” y espera que pronto se estudie e investigue también desde el extremo sur.

Resaltó que tener sustento científico para conocer los beneficios de la planta los impulsa como grupo y desean fortalecer el acompañamiento profesional. “Se han acercado kinesiólogos, acompañantes terapéuticos y hasta veterinarios. Nos gustaría que se acerquen más médicos para poder seguir a los usuarios con una historia clínica, que lo documenten los médicos”, invitó Analía.

 

El uso recreativo

Por último, destacó que tiene que debatirse legislativamente el uso recreativo del cannabis. “Tiene que ver muchas veces con la salud emocional de la gente, entre los mayores que consultan, hay personas que creían que un cigarrillo de marihuana los iba a matar”, explicó entendiendo que la discusión cambia el panorama en torno a la ilegalidad de la planta.

COMENTÁ