Conmoción

Le preguntó a su abuelo qué cosas le hacen feliz y su respuesta la emocionó: “Personalmente destrozada”

La joven compartió la lista que le dio su abuelo y provocó la reacción de miles de usuarios en las redes sociales.

Le preguntó a su abuelo qué cosas le hacen feliz y su respuesta la emocionó
Le preguntó a su abuelo qué cosas le hacen feliz y su respuesta la emocionó
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

Una joven tuitera sorprendió al compartir una particular lista a través de sus redes sociales. Se trató de una serie de experiencias que su abuelo enumeró como aquellas que lo hacen feliz. La publicación disparó una profunda reflexión por parte de la usuaria, así como una serie de comentarios por parte de sus seguidores.

Quien hizo público el listado fue Raquel Morals, @raquelmoralss en Twitter. De acuerdo con su testimonio todo comenzó cuando le consultó a su abuelo sobre lo que lo hace feliz. La respuesta fue una lista escrita a mano en lapicera sobre hojas arrancadas de un cuaderno.

“Le he pedido a mi abuelo una lista de cosas que le hacen feliz y me encuentro personalmente destrozada”, escribió antes de compartir las capturas donde mostró la respuesta que recibió.

En su lista, el hombre enumeró una serie de deseos que lejos están de destacar lo material. Entre ellos, señaló: “Cuando voy a Huelva para ver a mi hijo y nietas y despertarme por la mañana y ver a mi mujer junto a mí”.

Y sumó: “Tocar la guitarra y cantar lo poco que se, por las tardes, conducir mi coche y viajar, en el verano irnos a la playa, bajar a la terraza del bar a desayunar en el verano y merendar alguna tarde en el bar: churros y chocolate.

En su listado también consideró que es feliz “cuando nos llaman por teléfono los hijos (que no son muchas veces), hacer algo en el piso, arreglar cualquier cosa y que me salga bien y uando nos juntamos todos (hijos nietos) para comer en un bar”.

Entre los que se hicieron eco de la publicación se contó a la actriz española Ana Milán, quien dejó un mensaje como corolario. “En serio, llamad a vuestros padres y abuelos mientras podáis. Un día iréis a echar mano del teléfono, para contarles algo que acaba de pasar y os daréis cuenta de que ya no hay posibilidad. Y escuece. Un montón”, escribió.

COMENTÁ