Tristeza

Le dan el último adiós a Carlitos Balá en la Legislatura porteña

Una multitud de admiradores se acercaron a la Legislatura porteña para darle el último adiós al entrañable Carlitos Balá, quien falleció este jueves a los 97 años.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El velatorio del comediante y actor Carlitos Balá, fallecido a los 97 años, comenzó hoy a las 15.30 en la Legislatura porteña, donde sus admiradores y admiradoras hacen largas filas para ingresar a la capilla ardiente.

"Lo conocí cuando tenía ocho años, estaba haciendo una obra de teatro en Quilmes, fui con mi madre y participé de un juego en el escenario. Creo que es parte de la Argentina, de un pedacito de cada uno y merece ser despedido", dijo a Télam Carolina (44), una de las primeras en formar fila en la avenida Julio A. Roca al 500, donde se encuentra el ingreso principal de la Legislatura, habilitado hoy para el público en general.

 

Desde allí se accede al salón Perón, donde se encuentra la capilla ardiente en la que es velado Balá. A Diagonal Sur (avenida Julio A. Roca) también llegó desde temprano una antigua unidad de la línea 39 de colectivos, que tenía una de sus cabeceras en Chacarita, el barrio de Balá.

En esa línea, el comediante dio sus primeros pasos cuando era muy joven, haciendo reír a los pasajeros. La unidad que llegó a las puertas del velatorio tenía escrito en su parte trasera la frase "un kilo y dos pancitos!!!", que usaba Balá para decir que algo estaba perfecto.

 

También se desplegaron sobre la avenida dos banderas del Club Atlético Chacarita Juniors, con retratos del artista. "Soy de Jujuy, lo conocí allá cuando era muy chiquita. Fui con mi mamá cuando él entraba a un estadio. Después lo seguí por las películas. Me saco el sombrero, era una gran persona, venimos a despedirlo como se merece", dijo a Télam Vilma (54), quien también era una de las primeras de la fila.

El público en general podrá ingresar al velatorio hasta las 21. Después, sólo permanecerán los familiares del artista.

COMENTÁ