Memoria, verdad y justicia

La importancia del Día Internacional del Desaparecido: en primera persona

Cada año, en esta fecha, se busca concientizar sobre la persistencia de la práctica de la desaparición forzada de personas por parte de los Estados. 

  • 30/08/2022 • 13:57

Cada 30 de agosto se conmemora el  Día Internacional del Detenido Desaparecido (o Víctimas de Desapariciones Forzadas), con el objetivo de aportar al fortalecimiento de la conciencia mundial sobre la persistencia de la práctica de la desaparición forzada de personas por parte de los Estados, catalogada como crimen de lesa humanidad por la Organización de Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas (ONU).

La fecha fue aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) en la ciudad de Ginebra, en Suiza, el 29 de junio de 2006. 

En lo que respecta a la Argentina, esta conmemoración fue adoptada por la ley 26.298 en 2007, en la que el país también se adhirió a la mencionada convención.

En este marco, TiempoSur dialogó con Eduardo Cittadini, hermano de Ricardo, desaparecido el 17 de agosto de 1976, tras ser secuestrado en la plaza España del barrio de Barracas y llevado a la comisaria 28 que contó: “El día es una conmemoración más y un momento especial para marcar la agenda y fortalecer el ejercicio de memoria y de búsqueda de verdad y justicia”.

“En la mayoría de los casos no sabemos qué fue de nuestros seres queridos y son delitos que se cometieron contra la humanidad y la sociedad y los familiares tenemos derecho a pedir justicia”, agregó.

Respecto al delito contra su hermano, explicó: “En el caso de Ricardo, en 2016, hubo dos condenas por el secuestro y seguimos buscando otros responsables que tenemos identificados pero no hemos logrado que el juez los procese”.

Por último, Eduardo manifestó: “No es una búsqueda histórica sino bien del presente porque además de nuestros desaparecidos hay desaparecidos vivos que fueron secuestrados de bebes y creen que son libres pero siguen siendo privados de su libertad y es una responsabilidad que tenemos como sociedad de recuperar la identidad de todas esas personas”.