Llega la familia de Río Gallegos

Hoy inhumarán los restos de la familia Cruz

Los cuerpos de Jorge, Noemí, Nahuel, Ulises y Joshue son velados en el Centro Vecinal de Norte Grande. “En sólo un segundo una familia entera se nos fue", lamentaron con profundo dolor durante el funeral.

Momentos de dolor se vivieron en el velorio de la familia Cruz. (Gentileza El Tribuno)
Momentos de dolor se vivieron en el velorio de la familia Cruz. (Gentileza El Tribuno)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerca de las 06:00 de ayer, los cuerpos de Jorge, Noemí, Nahuel, Ulises y Joshue finalmente fueron entregados a su familia. El velatorio se realiza en el Centro Vecinal del Barrio Norte Grande de Salta.

De acuerdo a lo que publicó El Tribuno de Salta, a media mañana se realizó una pequeña misa a cargo del párroco barrial. Según comentaron, el sepelio se extendería hasta hoy, a la espera del resto de la familia que vive en Río Gallegos.

Después del velatorio, los cuerpos serían traslados al Cementerio de la Santa Cruz.

Los detalles puntuales del accidente aún se desconocen. La fiscalía solo planteó la hipótesis que el choque habría sido lateral y se aguarda por los resultados de las pericias.

Con dolor y angustia la familia pidió que “se haga justicia”, y solicitó al conductor de la camioneta que habría embestido a la familia, “que se haga cargo”. También llamó a “ayudar a esclarecer lo ocurrido” a cualquier testigo que haya visto o colaborado en el accidente.

“Tantos sueños rotos y tanta vida por vivir. En solo un segundo una familia entera se nos fue. Aquí quedaron dos familias destruidas”. Esas fueron las conmovedoras palabras que se escucharon en el velorio.

Con lágrimas en los ojos una amiga de Noemí comentó lo difícil que se le hacía sobrellevar el momento: “Noemí amaba a sus hijos, lo más doloroso es saber que ella quería todo para ellos, y terminaron así”.

Los amigos de Jorge también se acercaron a dar el pésame. Con una mano en el féretro y otra en el corazón, susurraron palabras para quién fuera amigo de la infancia. Después se acercaron a despedir al resto de la familia.

Un sobrino de Jorge comentó que tenía una sensación “muy extraña” ya que hacía solo unos días había paseado por Salta con su tío. “Me contó que tenía un montón de metas y proyectos para este año. No puedo creer que esto esté pasando” dijo.

 

“El lunes iremos a Córdoba”

Lo dijo el abogado Santiago Pedroza quien representa a los familiares de las víctimas y anticipó que están pidiendo una calificación más dura contra el conductor del rodado que los chocó y que irán a Córdoba para actuar de forma más directa en la causa.

En diálogo con InformateSalta: “Para nosotros la calificación debe ser de quíntuple homicidio doloso por dolo eventual, que es similar al delito culposo, pero aquí existe la eventualidad”, indicó, primeramente.

Del mismo modo señaló que además del pedido del quíntuple homicidio por estas cinco pérdidas, también “estamos pidiendo su inmediata detención, que se ponga a disposición de la Justicia y con todos los límites correspondientes; el código de Córdoba es muy similar al código procesal de Salta en cuanto procedimientos, y sobre el delito de fondo está previsto en el código penal que son iguales para toda la Argentina”.

Sobre el siniestro fatal, Pedroza no dudó en señalar que la culpa fue del conductor que los chocó. “El impacto lo da la (camioneta) Amarok que choca de costado, causa el accidente y además se prende fuego todo; para nosotros es claro que el accidente lo produce el conductor que venía en exceso de velocidad, zigzagueando, sobrepasando otros vehículos, es el único responsable”, subrayó la postura el representante legal.

 

El siniestro

La tragedia llegó minutos antes de las 21:00 del lunes, cuando en medio de una llovizna se produjo el violento choque entre el Peugeot 307 en el que viajaba la familia y una camioneta Volkswagen Amarok, que era conducida por Alex Melano, de 34 años, con domicilio en Coronel Moldes.

El impacto fue de tal violencia que los ocupantes de la parte delantera del automóvil salieron despedidos del habitáculo y ambos vehículos quedaron envueltos en llamas.

Alertados por los automovilistas que circulaban por la ruta, dos dotaciones de bomberos de Coronel Moldes se llegaron hasta el lugar para controlar el incendio y rescatar a las personas involucradas, en la principal tragedia vial de la zona.

Junto con personal policial, los bomberos se encontraron con el terrible cuadro de tres muertos; entre ellos, un bebé. Procedieron a rescatar al conductor de la pick-up, que había sufrido lesiones de relevancia, por lo que fue trasladado al Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto. Cuando completaron la tarea de apagar el fuego observaron que en el interior de automóvil había dos adolescentes calcinados.

En consecuencia, la cifra de fallecidos se elevaba a cinco y todos se desplazaban en el vehículo de menor porte.

Si bien ambos vehículos iban en sentido contrario, los peritos tratan de establecer cómo se produjo el impacto de la camioneta en la parte lateral del vehículo.

COMENTÁ