Llamativo

Fue a una peluquería, le cobraron casi $24.000 y estalló de bronca

Una mujer fue a una peluquería en Pinamar, en el partido homónimo de la costa argentina, y le cobraron casi $24.000. Por lo que estalló de ira, los denunció en las redes sociales y se viralizó.

Fue a una peluquería, le cobraron casi $24.000 y estalló de bronca
Fue a una peluquería, le cobraron casi $24.000 y estalló de bronca
COMPARTÍ ESTA NOTA

Una mujer quedó indignada con lo que tuvo que pagar en una peluquería esta semana en Pinamar, por lo que realizó una denuncia mediática que se volvió viral en las redes, dividiéndose entre las personas que apoyan la libertad de establecer precios y las que consideran que el monto fue excesivo.

El hecho sucedió la semana pasada en Pinamar, en el partido homónimo de la costa argentina, una mujer tuvo que pagar un precio final de $23.800. Los servicios que recibió fueron: $7.800 por reflejos, $900 por el lavado, $1.400 por la manicuría, $1.400, el corte y $700, el peinado. Además de un “adicional” de “trabajos técnicos” por un valor de $4.100.

La mujer, ante su indignación, decidió compartir en las redes sociales el ticket con los detalles y el precio final, publicación que se viralizó por todas las plataformas. En cuestión de minutos recibió cientos de comentarios al respecto. Muchos apoyaban su ira hacia el local, pero otros defendían lo que sería la “ libertad de establecer precios”.

El local queda sobre la calle Constitución de Pinamar, el encargado del local explicó en declaraciones televisivas que: “Los precios están en la puerta y la gente ya cuando entra sabe lo que va a pagar. El tema es que cuando te vas haciendo una decoloración y otra, va sumando”, refiriéndose a que los precios se ven antes de entrar, pero una vez empezas a recibir los servicios, hay cosas que se pueden ir sumando.

Desde toda la vida que los gastos en las peluquerías suelen costar su monto no pequeño de dinero, ya sea por hacerse color, cortarse o lavarse. A esto se le suma el costo de los productos que se utilizan, los cuales no son los que conseguís en el supermercado, son productos más particulares, por lo tanto más costosos por su nivel de calidad.

COMENTÁ