Especial para TiempoSur

Empezó como ayudante en otro país, tiene un puesto y vendió asados por delivery en plena cuarentena

Gustavo Canto, cordobés que reside desde hace 15 años en Londres, tiene su puesto “SandwiChe” en un barrio londinense. Se hizo viral gracias a un youtuber con más de 7 millones de visitas, aunque también vendía asados por delivery en medio del aislamiento. Fue dueño de un restaurante. Cómo afectó la pandemia su trabajo, la ayuda que recibió y el “empezar de cero”.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Por el aumento de casos de Coronavirus el Council (municipio) del distrito Walthamstow, Londres, anunció el martes de la semana pasada el cierre de los mercados barriales.

En este barrio londinense, en el cual se vende street food con puestos que se instalan todos los sábados en los parques, Gustavo Canto (43), cordobés, ofrecía sus productos con “SandwiChe”, como el Argentinian Steak Sandwiche.

Hasta hace una semana “algunos mercados cerraron y otros no, porque se deja hacer take away y como es un barrio, compran y se retiran porque no se puede juntar mucha  gente”.

Antes tenía su puesto en la zona de Soho, en donde trabajaba de martes a viernes, con lomitos, choripán, en horario de oficina. Desde marzo del año pasado, por la cuarentena, el centro quedó vacío y el mercado debió cerrar. “Ahí tenía que ser rápido porque el horario de oficina es de 12:30 a 14:00 y salían todos al mismo tiempo y tenías que vender lo máximo posible en una hora y media...parecía un pulpo prácticamente”, recordó. Todo lo hacía junto a su pareja, también argentina.

A fines de 2019, un Youtuber lo filmó cocinando: el video tiene más de 7 millones de visitas.

La primera ola de casos en Londres, lo afectó. “Nos afectó económicamente, era mi único ingreso, pero el gobierno en Inglaterra se ha puesto las pilas y nos ha bancado”. Gustavo es “self employ”, símil a un monotributista y de acuerdo a sus impuestos les dieron un bono cada tres meses que consiste en 3 mil libras, el cual se extendió hasta abril de este año.

“En mi caso no lo sentí tanto porque he tenido esa ayuda”, aclaró.

Al comienzo del confinamiento durante los fines de semana comenzó a hacer asados-delivery que repartía él mismo con su marca “Asadazo”. “Esto me ayudó y podía vivir de modo normal, más la ayuda del gobierno”, contó.

Navegar

Hace 15 años que reside en Inglaterra, pero Gustavo se fue del país en 2003 “ante tanta adversidad en Argentina” que le ayudó a “navegar” con un clima adverso para empezar de cero.

Primero estuvo en Italia, luego se fue a España.

“Me fui porque la economía no daba para más, y probé otros mundos. No te das cuenta cuánto te capacita la Argentina para triunfar en el resto del mundo que no es tan heavy... venís tan armado que cualquier cosa que hagas acá, te puede funcionar. Es mi experiencia de vida”, mencionó.

El primer año fue “terrible”, pero “si te lo bancas, la cosa se va amoldando un poco”. Eligió la siguiente metáfora: “Es como volver a nacer… tenés que empezar de cero, dejar todo. Acá no sos nada cuando llegás, no sos nadie y debés armarte de nuevo pero si tenés armas, te das cuenta que te sirven, es como una tabla de surf, para surfear en estas aguas europeas”.

En España, más precisamente en Alicante, un amigo lo invitó a emigrar a Inglaterra.

“No hablaba nada inglés, cero, me jugué y me vine y empecé a trabajar en un restaurante argentino, como camarero, que era complicado aunque me entrenaron para estar en la parrilla. Empecé ahí mi rubro de cocina y llegué a tener mi propio restaurante con dos socios argentinos, que siguen, pero yo me fui, seguí independizándome porque me gustó más el street food, porque es menos dolor de cabeza que un restaurante, me va súper bien, inclusive en el lockdown, con un día semanal prácticamente me pude mantener”, relató.

 

La vacuna

En Inglaterra no existe un fuerte cumplimiento a las medidas sanitarias. “Una cosa es lo que dice la televisión y otra lo que dice la gente. Había días en el cual el parque estaba lleno, algunos con máscaras, otros sin máscaras, otros usan la distancia, otros no. Imagino que igual la gente hará como sucede en Argentina”.

Su pareja actualmente está en nuestro país, junto a su hijo. “Ella lo que me cuenta con el Coronavirus como que hay más casos, me extraña, tantos casos en verano, porque acá bajó bastante y ahora subirá  en el invierno”, expuso.

Su mayor preocupación además del virus es la situación económica del país. “Argentina antes de esto ya estaba bastante devastada”, señaló.

Gustavo celebró que en Inglaterra vayan a aplicar la vacuna de Oxford, al ser más económica y porque no necesita un nivel complicado de conservación. “Yo no sé si me voy a vacunar, prefiero que lo haga la gente más vulnerable, pero espero que esto se acabe pronto. Los que saben dicen que puede durar 6 meses más y como acá se extendió el lockdown hasta a mediados de febrero, se comenta que puede ser un poco más hasta marzo”, estimó.

Como todos, espera que todo se termine lo antes posible. También quiere volver a la Argentina “a visitar a mi gente”.

COMENTÁ