Transporte aéreo

Empezará a regir el decreto que establece sistema de bandas tarifarias en vuelos

Se trata de una medida que tomó el Gobierno nacional y este nuevo sistema debería ponerse en marcha antes que termine mayo. Qué pasa con Santa Cruz en temporada baja.

Aerolíneas Argentinas.
Aerolíneas Argentinas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

A fines del 2021 el Gobierno nacional decidió volver a recuperar las bandas mínimas para el transporte aéreo de cabotaje. Se trata de un sistema de precios que había perdido vigencia en 2014, ya que por aquel entonces se decidió no actualizarlas con la inflación. Luego, en la era de Mauricio Macri, el Ejecutivo cedió al reclamo de las empresas Low Cost y terminó borrándolas. Es así que en diciembre del año pasado la presidencia de Alberto Fernández publicó en el Boletín Oficial la resolución para que regrese “la conformación de un sistema de bandas tarifarias para ser aplicada a los servicios internos regulares de transporte aerocomercial”. Allí, desde Presidencia, establecieron un plazo “no mayor a 180 días”, por lo que el tiempo a más tardar, será a finales de mayo.

Quienes ya desde este lunes pusieron el grito en el cielo fueron las empresas lowcost JetSmart y FlyBondi, que presentaron un expediente judicial en contra de la tarifaria. Esta medida cautelar deberá ser tenida en cuenta o no por parte del Poder Judicial ahora. Es que consideran que esta decisión va en detrimento de ellas y a favor de Aerolíneas Argentinas, la línea de bandera.

 

Lo que se establece

TiempoSur conoció el decreto publicado, donde señalan "que es deber del Estado Nacional velar por la adecuada prestación de los servicios públicos, preservar la sostenibilidad no sólo del transporte aéreo, sino también del sistema general de transporte y evitar prácticas ruinosas que tras una efímera ventaja económica para el consumidor o la consumidora se revelan, a la larga, contrarias al interés general"

“Se ha realizado un análisis de los balances presentados por las empresas transportistas que operan servicios regulares con venta libre de pasajes y se concluyó que el resultado económico de todas las empresas es negativo, lo que indica que los ingresos de la actividad aeronáutica no alcanzan a cubrir los costos directos e indirectos de la misma, desde hace varios años, como resultado de la fijación de tarifas predatorias que llevaron al colapso del sistema”, señalaron.

 

El reclamo

“Las bandas tarifarias tienden a eliminar los beneficios de la libre competencia y acrecientan artificialmente los precios de los pasajes hasta igualarlos entre los distintos operadores en perjuicio de los usuarios”, destacan en una misiva fechada a fines de enero, en relación a un decreto del 24 de diciembre.

 “En Argentina no hay tarifas predatorias, hay precios bajos que se sostienen con modelos de negocio eficientes”, afirma la carta. “El único operador que puede realizar esta conducta es aquel que tenga posición dominante en el mercado y mediante esta conducta abuse de tal posición dominante. Flybondi no tiene posición dominante, no se ampara por ninguna barrera de entrada ni sus precios quedan por debajo de sus costos”, marcan.

 

El caso de Santa Cruz

Desde hace meses el transporte aéreo en Santa Cruz viene siendo discutido. Es que si bien la villa turística de El Calafate ha sumado varias frecuencias –tanto de Aerolíneas Argentinas como por parte de las lowcost- Río Gallegos sigue a la espera. La capital santacruceña ha mirado e reojo como a El Calafate cada vez le daban más vuelos teniendo en cuenta el éxito comercial de la temporada turística, pero, desde la ciudad capital buscan revitalizarla como centro de viajes turístico y ponerla en el mapa a nivel nacional. Hasta ahora hubo una promesa todavía incumplida por parte de las operadoras de bajo costo.

Ahora, el pedido que se encuentra realizando el Gobierno provincial a través del Ministerio de Producción y la Secretaría de Transporte, es que la capital sume más frecuencias, que lleguen las lowcost y se recuperen los vuelos durante la madrugada. Se trata de una serie de cuestiones que siguen en discusión, pero no sólo está la cuestión administrativa

–que se resuelve con las gestiones- sino también las operativas, que tienen que ver -por ejemplo- con la cantidad de aviones disponibles y los hangares ubicados en Buenos Aires.

Temas
COMENTÁ