Fuerte temporal de viento

El trabajo de Protección Civil para prevenir daños durante contingencias

El titular del área municipal, Claudio Guerrero, brindó detalles de las tareas que vienen realizando de manera diaria. Sostuvo que se preparan siempre para atender a los ciudadanos en casos de emergencias.

Casas afectadas por el temporal.
Casas afectadas por el temporal.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado domingo en Río Gallegos se vivió un fuerte temporal de vientos. Esto derivó en voladura de techos, caída de postes, caída de árboles y varios destrozos en la capital santacruceña, lo que alarmó a los vecinos de la localidad. Debido a este escenario, se tuvo que realizar una tarea en conjunto entre diferentes áreas, como bomberos, Protección Civil Provincial y Protección Civil Municipal. Se trata de tareas operativas que corresponden a un protocolo armado, que ya viene siendo aceitado y terminó de delinearse, tanto en los temporales de viento como en las lluvias e inundaciones. Con este panorama, TiempoSur se comunicó con el titular de la joven área de la Comuna, Claudio Guerrero, quien brindó detalles no solamente de los trabajos del domingo, sino de la preparación en general para este tipo de situaciones. Fuetes vientos, nevadas, lluvias e inundaciones entre los posible escenarios que estudian y se preparan para cubrirlos.
 

Trabajo conjunto

En este sentido, Guerrero brindó detalles de cómo fue el fin de semana, pero también como es la tarea en la diaria. “Se coordinó una tarea operativa con bomberos, con la gente de protección civil de la provincia y la articulación con SPSE. Se aliviana dentro de todo con el trabajo en equipo”, indicó en primera instancia. Explicó que, si bien por las fuertes ráfagas hubo daños materiales, no fue un escenario catastrófico. Los sectores emergentes como el San Benito se vieron afectados junto a otros como el centro de la ciudad, tanto con voladuras de techo como con árboles. “Siempre vamos viendo y probando con las voladuras de techos, tenemos la problemática del viento acá. Dentro de todo trabajamos bien. No hemos tenido grandes cantidad de lluvias y nos preparamos para este tipo de contingencias”.

 

Clima seco

Si bien en años anteriores las fuertes lluvias eran algo cotidiano, desde el 2021 el clima en la región se volvió mucho más seco y ventoso, con muy pocas precipitaciones. Esto derivó que algunas lagunas terminaran secándose y volviéndose terrenos áridos. En climas ventosos, esto genera una gran cantidad de polvareda.

“Siempre tenemos comunicación directa con Diego Farías, el subsecretario de protección civil de la provincia de Santa Cruz. Desde ahí vamos haciendo capacitaciones, tenemos una buena relación en forma conjunta cuando se necesitan”, sostuvo haciendo énfasis en el trabajo articulado.

 

En conjunto

El área municipal de Protección Civil es una de las más jóvenes y recién formadas de la Municipalidad. Empezaron a trabajar a principios del año pasado, teniendo en primera instancia parte de la tarea de la búsqueda de la aún desaparecida Marcela López. De a poco fueron conformados el trabajo, recibiendo equipamiento y capacitación. Han colaborado en otras tareas relacionadas con la ayuda de personas en situaciones adversas.

“Tuvimos aparte de eso distintas circunstancias de incendio, las lluvias y cooperando con diferentes áreas de la municipalidad. Subsecretaria de deportes de la municipalidad, con los colonos en Güer Aike, como así también en el festival de la ciudad de Rio Gallegos”, señaló.

Durante años, la capital santacruceña se vio afectada fuertemente por las lluvias. En algunos casos –diciembre 2016 y abril 2018- la ciudad quedó bajo agua y vecinos de la capital tuvieron que ser evacuados. “Nosotros tenemos todo el equipo adecuado para asistir en un caso de inundaciones. Vamos a lo domiciliario, a cuidar a las personas. En cuanto a las inundaciones de áreas estamos abocados al resguardo siempre de las personas”.

Ahora para este año, la vista está puesta en las capacitaciones permanentes, seguir trabajando en actualizar rescate, RCP y primeros auxilios.

 

Lagunas secas

La dirección de obras generales de la municipalidad finalizó las tareas referidas a la captación de agua de pozo y conexiones, que permitirá desarrollar el aporte hídrico a la Reserva Natural Urbana Laguna Ortiz en su Sector II.

El objetivo de reducir la voladura de polvo que afecta al sector en días ventosos, un reclamo que para los vecinos del sector llega casi a los 20 años.

Desde el área a cargo de la obra, habían anunciado la semana pasada que “el intendente nos encargó la tarea de analizar las opciones para buscar una solución que permita paliar esta situación. Con un cargadero de agua ubicado en Costa Rica e Italia, llevaremos una manguera con agua que dejaremos de forma permanente en esta zona para que la gente no sufra este inconveniente”, explicaban.

COMENTÁ