Comodoro Rivadavia

El periodista accidentado tiene un serio compromiso encefálico

“el camión nos cruzó a nosotros, venía de Caleta Olivia y se dieron una cuestión de cosas que no entendemos y no aceptamos", aseguraron.

Estado en que terminó el auto tras los tumbos que dio.
Estado en que terminó el auto tras los tumbos que dio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ana Junco, esposa del hombre que sufrió graves heridas tras el desprendimiento de un malacate de un camión, comentó la situación en la que se encuentra y afirmó que quedó con fuertes daños en su cara.

“Yo no conducía la camioneta, esto lo hacía mi esposo. Teníamos a una amiga en el asiento de atrás y veníamos de una intervención quirúrgica de Antonio en sus ojos. Nos cruzó un camión y vi que algo venía volando, esto entró por el parabrisas, lo desmayó a mi esposo y yo atiné a agarrar el volante. Traté de que cruzáramos la ruta y nos golpeamos contra un cartel, para seguir con tumbos por el lugar”, expresó la profesional de la comunicación en La Petrolera 89.3.

Tras el fuerte golpe del elemento desprendido del camión, la mujer señaló que “él estaba arriba mío sangrando muchísimo”. Y dio indicios sobre su estado actual: “es muy delicado, está en el Hospital Regional en terapia intensiva con serio compromiso encefálico. Según la información que me dieron, habría perdido totalmente un ojo y tiene fuertes daños en la cara”.

Contando detalles más precisos sobre el brutal accidente ocurrido, Junco descargó: “el camión nos cruzó a nosotros, venía de Caleta Olivia y se dieron una cuestión de cosas que no entendemos y no aceptamos. Ese camión debió pasar por Ramón Santos y tiene que tener medidas de control. Evidentemente el malacate saltó porque no estaba en condiciones, donde luego impactó en el parabrisas y le dio a mi esposo en el lado derecho de la cabeza. Lamentablemente no había cámaras y el puesto no tenía luz”.

Por último, expresó que la persona que manejaba el rodado pesado no los asistió en ningún momento y apuntó contra el estado de la ruta. “El camionero no paró para ver la dimensión del daño que había causado. Un juez muy responsable de Caleta Olivia se está ocupando del tema, ojalá se pueda individualizar a este responsable, más allá del daño económico. El vehículo no sirve más, pero lo más importante es la vida de mi marido. El abandono que tenemos es terrible y el estado de la ruta es otro tema”, concluyó.  (Fuente: El Comodorense)

COMENTÁ