Pandemia

El COVID-19 con el diario del lunes

Ante un posible brote del virus los COE de zona norte no sólo analizan utilizar una App para controlar a las personas aisladas, como lo adelantó TiempoSur , sino que ante el primer caso que no conozcan el nexo epidemiológico, se establecería que ya existe circulación comunitaria del virus. La preocupación del  Dr. Leonardo Riera, coordinador de los Hospitales de zona norte, por la carencia de personal.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer TiempoSur publicó que el Gobierno provincial analiza estrategias junto a los COE de las localidades de zona norte, para tener una rápida reacción ante un probable brote del virus en dichas ciudades, entre ellas, que todos los aislados que puedan existir bajen una App.

La aplicación usa el GPS para geo localizar a la persona aislada y el objetivo es que cuando hayan muchos casos, puedan corroborar que se encuentra en su domicilio y así “hacer una trazabilidad de sus movimientos”. “Si bien uno puede pensar que puede dejar el celular y salir, es una herramienta que ayuda”, precisó el Dr. Leonardo Riera, coordinador de los Hospitales de zona norte.

El viernes todos los COE de zona norte discutirán los detalles de esta medida, pero sobre todo tener en cuenta lo que sucede en Río Gallegos para no cometer errores, como por ejemplo, la carencia de personal y camas de terapia para COVID-19.

Mi mayor preocupación personal es la falta de recurso humano porque lo viví (en Río Gallegos). Nos pasó algo que hubiera pasado en cualquier localidad que hubiera circulación comunitaria”, indicó.

Explicó que se estuvo aguardando la llegada del virus durante varios meses, pero que hubo “relajación” en la sociedad. “Los médicos, enfermeros y los que formamos parte del sistema de salud, también formamos parte de la sociedad, y nos relajamos y cuando arrancó el brote fue con casos positivos dentro de la institución que no se infectaron allí dentro, sino afuera como el resto de la comunidad”, precisó.

Ejemplificó una situación en donde personal del nosocomio se junta con cuatro o cinco compañeros y relajados no usan el barbijo. “Con que dé uno positivo, los demás son contactos estrechos, casos sospechosos y allí te quedás sin personal, y así ya arrancás mal”, señaló.

Por esto, destacó que en las reuniones que mantiene con personal de los hospitales de zona norte, les advierte que si bien no tienen casos detectados “pero qué pasa con los casos no detectados”, se preguntó.

Una probable fuente de ingreso de personas infectadas a la provincia es la actividad petrolera, con trabajadores que vienen desde Comodoro Rivadavia. “Los controles no están siendo lo efectivo que eran por la cantidad de gente que entra, por los caminos alternativos que existen…. El escenario es que haya ingresado una persona infectada, y que esa misma persona se haya reunido a comer un asado con 10 más y esos 10 fueron a sus casas y contagiaron a 10 más, y suman 100 personas y vos te enteraste cuando uno de ellos hizo síntomas a los siete días, y cuando eso pasó ya hubo circulación del virus”, contó como un posible escenario.

De este modo, mencionó que es “una batalla perdida evitar que el virus no llegue”, pese a que “demasiado bien hemos logrado llegar a este momento bloqueando casos que se pudieron bloquear, pero  cuando pase como sucedió en Río Gallegos que no se respetó el acuerdo social de cumplir con la cuarentena, no podemos no habernos cuidado nosotros el personal de salud, porque vamos a tener que estar paraditos en la trinchera cuando esto pase”, advirtió.

 

Comunitaria

Otra medida para contener el brote lo máximo posible, es que cuando exista un caso positivo en cualquiera de las localidades del cual no se pueda conocer el nexo epidemiológico “se comience a actuar como si tuviéramos circulación comunitaria”. “Que nos dé tiempo para tratar de hacer el árbol de contacto de ese caso en particular y ver si podemos contenerlo. Es lo que podemos intentar. Es estar rápido de reflejos, es lo que estamos trabajando y discutiendo como alternativas del modo de reaccionar”, precisó.

Con la situación de la capital provincial, se permite “trabajar con el diario del lunes”.

“Estamos aprendiendo sobre la marcha y la idea sería capitalizar ese aprendizaje y que no nos pase en el resto de las comunidades”, advirtió.

COMENTÁ