Debería interesarnos

El cambio de huso horario tendría gran impacto en provincias con franja cordillerana

Así lo aseguró en diálogo con Tiempo Fm el doctor en Ciencias Biológicas y reconocido especialista en cronobiología, Diego Golombek, a raíz del debate que nuevamente se pone en vigencia desde la provincia de Mendoza. Para qué sirve y porqué Santa Cruz se vería favorablemente impactada.  

Diego Golombek
Diego Golombek
COMPARTÍ ESTA NOTA

Muchos recordarán que hubo ocasiones en las que en Argentina se debía atrasar los relojes en ciertos cambios de estaciones. Se sabe que los momentos de luz y noche no duran lo mismo durante todo el año y esto está íntimamente relacionada con cómo se vive. Levantarnos a las 07:00 para ir a estudiar o trabajar en invierno no es lo mismo que en verano, y en zonas geográficas como las nuestras se nota de sobre manera. Para la salud mental, para la atención y también para el gasto de energía de un país es vital saber cómo funciona la adecuación del huso horario y el reloj biológico.

Es común en ciertas latitudes retrasar o adelantar el huso horario dependiendo el momento del año. En la Argentina ya no se realiza hace años, pero en Mendoza un municipio busca avanzar en el debate para su aplicación. Un diputado provincial lo presentó como propuesta para toda la provincia e incluso sostienen que a nivel país convendría implementarlo, sobre todo en momentos de incertidumbre energética mundial. Sería con vistas a atrasar los relojes una hora en todo el territorio, durante los meses de otoño e invierno, como parte de un programa de eficiencia energética.

En este contexto, Andrea Pattini, directora del Instituto Ambiente, Hábitat y Energía del Conicet, y Diego Golombek, doctor en Ciencias Biológicas, fueron recibidos por la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) de Diputados y brindaron su respaldo a la iniciativa. Particularmente Golombek, reconocido especialista en cronobiología, planteó que el hecho de amanecer de noche, como sucede en los meses otoñales e invernales en la provincia, puede modificar el estado de ánimo, generar somnolencia y bajar la productividad de la persona.

En Santa Cruz

Actualmente Argentina distribuye su territorio entre las franjas de huso horario -4 y -5 respecto al meridiano de Greenwich, por lo que su actual indicador -3, genera un desfasaje que merece ser resuelto, según el científico.

“Es muy importante tratar este tema ya que Argentina no está bien situada en sus horarios”, dijo a Tiempo FM Golombek, para referirse al debate que nuevamente quiere impulsar la provincia de Mendoza, pero que tendrá impacto en todo el territorio. “Nosotros adherimos la convención mundial de usos horarios 1920 con la hora que nos corresponde que es el huso horario -4, ósea 4 horas al oeste del meridiano de Greenwich, después se comenzó a alternar con horarios de veranos donde nos íbamos a -3, una hora más hacia el este, y cuando dejamos de alternar, el problema, es que quedamos -3, como si estuviéramos en Brasil, lo que no es la hora correcta de acuerdo al mediodía solar”, por lo que planteó que “valdría la pena debatir este cambio para exponernos a más luz durante el día, para poner en orden el reloj biológico, estar más alerta y dormir mejor. Nos despertaríamos con sol, iríamos a trabajar con más luz, a la escuela con luz y eso tiene mucha influencia biológica. Esto merece una discusión con muchos actores, del sector biológico, sociológico y hasta energético”.

Para Santa Cruz la franja es aún mayor, ya que nuestra provincia se encuentra ubicada sobre la franja de huso horario -5. En este sentido, consultado sobre si sería necesario dos horarios para el país, el experto remarcó que “no sería lo ideal ya que los problemas logísticos serían mayores que las soluciones que brindaría la adecuación horaria, aunque sí el territorio debería fijar su huso en -4, al igual que todo el país”. 

El debate en el mundo

Golombek comentó que “en este momento se está discutiendo la alternancia de huso horario entre verano a invierno en muchos países desarrollados y se está votando en contra. Estados Unidos ya votó abolir el cambio horario de verano e invierno porque el ahorro energético que se había calculado hoy ya es marginal y a la gente le causa un trastorno. Europa está en camino a abolir el cambio horario, por lo que es un buen momento para discutirlo tambien aquí”, y continuó: “Se ha discutido muchas veces, obvio que las provincias que tienen una franja cordillerana son las más interesadas en este tema porque son las más alejadas del huso horario natural”.

Por ultimo remarcó: “En este momento está el proyecto de ley de la Legislatura mendocina que espero dispare una discusión nacional. Hay algunas intenciones de presentarlo al Congreso Nacional. Lo más importante, si prospera, es que la comunidad científica esté presente para dar evidencia, para que la toma de decisiones sea mucho más racional y certera”.

COMENTÁ