Dedicación y sacrificio

De chofer en una remisería a profesional en la minería

Es la historia de una joven técnica en Seguridad e Higiene de Río Turbio, quien trabajó por la mañana y estudió por la tarde durante cuatro años, para lograr su título en marzo del 2020. Hoy desempeña labores en Cerro Vanguardia y sigue profesionalizándose.

La historia de superación de Romina Barrios. 
La historia de superación de Romina Barrios. 
COMPARTÍ ESTA NOTA

El sacrificio para afrontar los desafíos y la dedicación para focalizarse en los estudios fueron dos pilares para alcanzar las metas en la vida de Romina Barrios, una joven de Río Turbio que se recibió como Técnica en Seguridad e Higiene de la Unidad Académica de la UNPA en esta ciudad cordillerana, en plena pandemia.

Fue el 26 de febrero del 2020, en una carrera que le llevó una cursada por cuatro años y donde veía, en principio, una posibilidad laboral, pero pronto se transformó en un interés más genuino.

“Uno ve las posibilidades, en principio, elegí la carrera porque tenía salida laboral, pero, después las primeras materias, me empezó a interesar y tomarle el gusto para continuar estudiando”, explicó Romina, quien comenzó la Tecnicatura en 2016.

Antes y durante la carrera, trabajaba como chofer en una remisería y, siendo que el vehículo que conducía era de su padre, podía manejar sus horarios y le permitía cursar por la tarde. “Entraba a trabajar a las 06:00 hasta el mediodía, me iba a almorzar y a partir de las 14:00 y hasta la noche cursaba”, relata.  

Sin embargo, en 2019, cuando rindió su última materia, se dedicó los tres meses a la tesis, un proyecto final que le dio acceso al título de grado.

Posibilidades

“Una vez que me recibí, siendo que no contaba con el título de manera inmediata, presenté la documentación y el título en trámite en el Colegio de Higiene y Seguridad para solicitar la matrícula”, indicó Romina, situación que le permitió presentar currículum en diferentes lugares y, en octubre del 2020, tuvo el llamado de una empresa que presta servicios de alimentación a diferentes mineras.

Romina destacó que, gracias a la matrícula, pudo trabajar “sin tener experiencia de nada”, una posibilidad que también le brindó su acercamiento al colegiado. “Tuve la posibilidad de presentarme a las entrevistas de trabajo y tener una evaluación satisfactoria sobre el perfil de trabajo”, indicó en relación a la empresa donde desempeña labores, la que además trabaja en distintas mineras de la provincia a partir de la gastronomía y la hotelería.   

Al mismo tiempo, destacó que tres compañeras que se recibieron junto a ella en Seguridad e Higiene continúan trabajando en otros sectores de la minería y el Hospital Regional. “Todas las empresas necesitan de un departamento de Seguridad e Higiene”, sostuvo.

Se puede estudiar y trabajar al mismo tiempo para llegar al objetivo

 

Profesionalización  

Romina da cuenta del sacrificio que debió hacer y la necesidad de no bajar los brazos. “Algunos tienen posibilidades de estudiar y no lo aprovechan y algunos no tienen la posibilidad porque tienen que trabajar”, advierte y agrega que “se puede estudiar y trabajar al mismo tiempo para llegar al objetivo”. 

Por otro lado, pone en consideración la importancia de profesionalizarse. “Es una carrera muy linda y genera muchas experiencias lindas, donde no solo tenés el rubro de la minería y construcción, yo estoy en hotelería y gastronomía, pero también podés trabajar en salud”.  

Y remarca que “es muy amplio y tenés salida laboral por todos los campos”.  

Futuro

“Amo la seguridad e higiene”, expresó la Técnica en esta rama, quien aún hoy continúa sus estudios a distancia para lograr la Licenciatura y, a la vez, por medio del trabajo está haciendo un curso de Piloto Privado de Avión.

Romina destaca que aprovecha “la oportunidad de formarme” e impulsa a otras a no perder el tiempo y superar los obstáculos para alcanzar sus metas.   

COMENTÁ