No era tan fácil

Cuatro colectivos para toda la ciudad

El municipio ha anunciado la llegada de una nueva empresa de transporte urbano para el mes de marzo, y en él mientras tanto, con la venia de la justicia que quedó con algunas de las unidades de Maxia para dar cumplimiento al servicio, lo que no ha podido cumplir. Hoy los usuarios del transporte cuentan con solo cuatro unidades que cumplen con tres líneas. Pasan cada 2 horas. 

Colectivo
Colectivo
COMPARTÍ ESTA NOTA

A inicios de este mes, TiempoSur se hizo eco nuevamente del abandono que sufren los usuarios y usuarias del transporte público de pasajeros de nuestra ciudad capital. Por entonces, expusimos la palabra de una se las referentes de la Asamblea por el Transporte, la cual trabajo junto a los concejales de la anterior gestión en la definición de la ordenanza que establece que tipo de servicio se debe cubrir en la capital, la cual, desde su creación, ha sido incumplida, casi en su totalidad.

Reflejamos en nuestra anterior intervención, que los usuarios han logrado reprimir las necesidades, incluso la propia vecina entiende que “están normalizando las cosas que están mal y nadie hace nada porque la empresa se va”, y expuso en este sentido que “nadie controla, en el área de tránsito no tiene nada de Maxia SRL, ni horarios actualizados, ni recorridos. Nos tuvieron todo el año sin información de las tarjetas de discapacidad, del boleto escolar y ahora se le suma lo que es una nueva modalidad”, al hacer referencia al incumplimiento de los recorridos, el corte del servicio a libre albedrío y la falta de comunicación en torno a los cambios que se van dando, todos puntos que han ido empeorando en los últimos días, y principalmente desde la semana pasada.

Los usuarios se vieron sorprendido por la información vertida por los propios choferes, quienes fueron los encargados de avisar que la administración de la empresa Maxia, bajo el mando de la municipalidad, solo estaba funcionando con tres unidades, lo que a decir verdad desde entonces ha “mejorado”, ya que hoy son cuatro las unidades que cubren con los recorridos de la Línea A, Línea B y Línea E, esta última con dos unidades a disposición, aunque con un servicio igual de obsoleto, lo que da cuenta de que no era tan fácil administrar una empresa de colectivos en Río Gallegos.

Vale la pena mencionar que luego de la intervención del municipio sobre la empresa, con la venia del Juez Marcelo Bersaneli en el mes de junio pasado, y tras el acuerdo con Maxia en octubre para una transición ordenada, igual a las de Giubetich con Taisur, la gestión de Pablo Grasso se hizo de 12 colectivos, de los cuales 7 quedaron en comodato (prestados) y otros 5 en alquiler, por un costo de $125.000 mensuales cada uno. Hoy solo funcionan cuatro, según fuentes municipales han confirmado a TiempoSur.    

“Se nos rompieron la semana pasada. La gente de talleres de la municipalidad está trabajando a contra reloj, consiguiendo los repuestos, que no es fácil por la especificidad de algunos. Estamos tratando de volver a poner operativas la mayor cantidad de unidades posibles”, explicaron.

Justamente la semana pasada dos de los colectivos tuvieron ruptura de placa y disco, otra necesita recambio de caja de velocidad, mientras que otras unidades presentan problemas menores, pero de igual manera se encuentran fuera de servicio.  

“Están funcionando esas cuatro y estimamos que retomaran mayor continuidad la semana que viene”, reafirmaron.

COMENTÁ