Restricciones

Crítica situación comercial en Río Grande

Marcada preocupación manifiestan los comerciantes de Río Grande luego de las restricciones impuestas por el Comité Operativo de Emergencias (COE), en el marco del DNU que emitió el Poder Ejecutivo y que, necesariamente, impactará en el balance general. “Algunos están al límite”, indicó Marilina Henninger, vicepresidenta de la Cámara de Comercio.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los comerciantes de esta ciudad ven con preocupación el resultado que podrían tener estas nuevas restricciones impuestas desde el Gobierno nacional y que fueron aplicadas en la provincia a través de las autoridades del Comité Operativo de Emergencias (COE).

Los comerciantes en general aseguran que estas restricciones impactarán en algunos comercios de manera directa y, en otros, el golpe será más leve. Lo cierto es que todos coinciden que el impacto negativo será generalizado.

Uno de los rubros que más se verá afectado por las nuevas medidas será, sin dudas, el gastronómico, ya que la restricción de los horarios nocturnos impacta de manera directa en el balance comercial.

Al respecto, Marilina Henninger, vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Río Grande, le indicó a El Sureño que si bien es prematuro conocer el impacto que tendrá esta nueva restricción, “existe preocupación entre los comerciantes ya que el impacto podría ser profundo”.

Explicó que desde la Cámara de Comercio de Río Grande se mantienen reuniones regulares con las autoridades del COE. “Monitoreamos las actividades que podrían ser de mayor contagio y nos encontramos haciendo el esfuerzo de acompañar a través de los protocolos para poder sostener la situación de riesgo moderado”.

Situación crítica

En tanto fue tajante al señalar que “la situación del comercio en Río Grande es crítica por la falta de financiación, por los costos laborales y hoy estamos muy comprometidos, es muy complicado sostener los puestos laborales. Todo se nos hace cuesta arriba ya que las contribuciones que se pagan en Tierra del Fuego son realmente muy altas”.

En este marco, Marilina Henninger subrayó que, en general, los comerciantes y los responsables de las Pymes están muy al límite. Recordó que desde hace más de un año la merma en el consumo ha sido general y ha impactado de manera notable. A esto se le suma la imposibilidad que se aplique el “Ahora 12” y el “Ahora 18” a los artículos electrónicos fabricados en Tierra del Fuego”, lo que genera que la industria se vea afectada y con ella, los puestos de trabajo que dependen de esa industria. “Esto redunda en más desempleo y menos consumo en la ciudad; así que es un combo casi letal el que están soportando los comerciantes”.

A pesar de este panorama casi sombrío, Henninger fue cauta y se esperanzó que la situación pueda sobrellevarse “con el auxilio de las autoridades, para que todos puedan salir adelante pronto. Nosotros estamos muy al tanto de cada una de las situaciones y monitoreamos día a día lo que sucede con el comercio. Ya hemos evaluado estas primeras jornadas de restricciones y lo haremos en lo sucesivo para poder tener un balance general cuando pasen los nueve días impuestos”.

Cambio de calificación

Respecto de la calificación de estatus epidemiológico de Tierra del Fuego que hoy es de “Alto riesgo” que está medida respecto de la cantidad de contagios, Henninger dijo que no esperaba que la provincia sea calificada desde Nación con un grado tan alto.

“Nosotros estamos en un momento en el que, en general, la situación estaba controlada y nos pareció injusto”, ya que “por una medición nacional no se tuvo en cuenta la situación especial que tiene Tierra del Fuego”.

En este marco, Henninger adelantó que se encuentran elaborando un pedido ante las autoridades de Nación para que se reevalúe la situación de Tierra del Fuego de modo que se cambie la calificación negativa en la que está hoy. “Trabajamos para que Nación considere la situación en la que se encuentra Tierra del Fuego ya que es totalmente diferente”. Aseguró que pedirán que se revierta esta calificación.

Fuente El Sureño. 

COMENTÁ