Está tenso

Corte en Chile

Cristian Pérez, referente gremial de Camioneros Santa Cruz, habló con TiempoSur sobre cómo pasan los días los camioneros varados del lado chileno a raíz de un corte de choferes de carga del hermano país, quienes piden un certificado de libre circulación por Argentina.

El piquete de transportistas trasandinos está ubicado en Punta Delgada.
El piquete de transportistas trasandinos está ubicado en Punta Delgada.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El piquete de transportistas trasandinos está ubicado en Punta Delgada, sobre la ruta internacional que forma parte del paso obligado que los fueguinos y el transporte de carga tienen por Chile para ingresar o salir de la isla hacia la provincia de Santa Cruz. Tal como hemos publicado con anterioridad, la medida de fuerza comenzó el fin de semana pasado y se relaciona con el impedimento que tienen los camioneros chilenos de circular por territorio argentino a la altura de Neuquén, a raíz de las protestas de sectores sociales y estatales que reclaman mejoras de sueldo. Solicitan la libre circulación, algo que el estado argentino no ha podido solucionar siquiera para los habitantes del país.

Durante los últimos dos días, desde la seccional Santa Cruz del sindicato de camioneros, han intentado asistir a los más de 400 camioneros que hoy se encuentran en el corte, algo que se le ha tornado casi imposible. “Nos han puesto constates trabas en la aduana”, contó a TiempoSur, Cristian Pérez, referente gremial de Camioneros Santa Cruz, quien remarcó que la falta de higiene, comida, entre otras necesidades son las situaciones que atraviesan los trabajadores de cargas argentinos y brasileros que se han visto perjudicados en represalia de lo que viven los camioneros chilenos en la provincia de Neuquén. “Pusieron un solo baño químico para más de 400 compañeros, lo que en una situación de pandemia es muy preocupante. Es muy grave lo que está pasando”, sostuvo y amplió: “Se las están arreglando como pueden, algunos compañeros por iniciativa propia fueron a una estancia para saber si los pueden asistir con algo de carne y agua, pero la situación es tremenda”.

Por otro lado, en cuanto a la asistencia que se intentó acercar desde nuestra capital provincial, Pérez lamentó: “Llegamos al paso fronterizo y no nos dejaron pasar, todo es una burocracia. La yerba es un problema, el agua es un problema, no hay buena predisposición”, sostuvo al mencionar que “hoy la poca ayuda que podemos hacer llegar la hacemos mediante compañeros que son de Río Grande y están yendo hacia el corte, pero no es lo mismo”.

Por último, dijo: “Por momentos parece una tomada de pelo, porque nosotros estuvimos en el consulado en Río Gallegos, hicimos las gestiones y nos confirmaron que no íbamos a tener inconvenientes en poder pasar, pero llegamos a Monte Aymond y la situación fue complicada. La situación se está poniendo tensa”, cerró.

Al cierre de esta edición TiempoSur intentó comunicarse, sin éxitos, con el Seremi de Transporte de Magallanes, Marco Mella, y con el Cónsul de Chile en Río Gallegos, Sergio Valenzuela.

COMENTÁ