Clima

Con temperaturas bajo cero, hay diversas escuelas sin clases en Gregores por problemas en las calderas

Ayer por la mañana, estudiantes del Secundario N°21 “José Font” iniciaron una sentada para reclamar por la reparación de las calderas. Padres de la Escuela Hogar Rural N°2 también protestan por el mismo problema y no tienen clases desde hace tres semanas. El viernes hubo una movilización con padres, estudiantes y gremios que representaron a las instituciones de esta localidad.  

Alumnos del secundario 21 seguirán con la sentada hasta que se solucione la calefacción.
Alumnos del secundario 21 seguirán con la sentada hasta que se solucione la calefacción.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los problemas edilicios en las escuelas continúan en Santa Cruz. A los reclamos del Industrial N°6 de Río Gallegos, se añadieron los de padres, docentes y alumnos de diversas instituciones educativas de Gobernador Gregores, que el pasado viernes confluyeron en una movilización.

Desde ayer por la mañana, estudiantes del Secundario n°21 “José Font” comenzaron una sentada para reclamar por la reparación de las calderas, ya que en el gimnasio funciona sólo una de las cuatro instaladas.

Por red social el Centro de Estudiantes contó que desde hace casi dos meses pidieron las reparaciones al CPE, desde donde les habían informado que el 9 de julio habría una solución. Pero como esto no sucedió, iniciaron la sentada -de turnos mañana y tarde- que se extenderá hasta que reparen, no sólo las calderas, sino la calefacción de todo el colegio.

“Nosotros elevamos carta al Rector para que gestione ante Educación, ya que tenemos contacto con directivos y la Comisión del Centros de Estudiantes”, contó Geraldine González, presidenta del Centro de Estudiantes y alumna de 4to año.

El dictado de clases es irregular, destacó, ya que “los conductos que dan a las aulas están destapados y son imposibles de apagar, pero además creemos que hay pérdida de gas, por el olor, aunque nos dijeron que no”, agregó.

En la cuenta de la red social del Centro de Estudiantes publicaron la nota que elevaron el 6 de julio a Carolina Quintas, directora General Regional Zona Centro. Allí le informaron que sienten “olor a plástico quemado y a gas en el aula de 5to año de la orientación de Naturales, junto con el sector de Informática”. También le indicaron que pueden disponer de un técnico matriculado que podría revisar el problema antes mencionado y las calderas del gimnasio, “ya que el técnico provisto por Educación hasta ahora no concurrió a la institución”. 

Incluso señaló que las autoridades visitaron la localidad, como la directora de Mantenimiento de Escuelas, Silvana Aybar.

“La realidad es que vinieron Quintas y Aybar la semana pasada con alguien para ver el tema de las calderas, y vieron que no estaba en condiciones el establecimiento y que había que hacerle mantenimiento a la escuela”, recalcó González, quien remarcó que cuenta con el apoyo de padres y ex preceptores.

Estuvieron en la marcha efectuada el viernes y aclaró que “los problemas son en varias escuelas y no sólo por calderas y termotanques”.

 

Escuela Hogar

Otro establecimiento afectado es la Escuela Hogar Rural N°2, ubicada a 5 kilómetros de la localidad, y que desde hace tres semanas no pueden dictar clases también por problemas en las calderas, y que se agrava ya que una porción de alumnos reside en el lugar por ser con modalidad de internado.

“Desde hace mucho tiempo reclamamos por el equipo de calefacción, que fue hecho en 1983, y los equipos tienen los mismos años, pero todos estos años se han hecho parches”, cuestionó Gabriela Jancich, referente del grupo de padres.

“Lo que más complica es que, como hay chicos en situación de vulnerabilidad, sus familiares deciden que duerman en la escuela. Pero tenemos nenes sin servicio de la copa de leche y el plato de comida porque no pueden estar en la escuela, y al no estar funcionando, permanecen en la casa de algún familiar o en casa de sus tutores”, precisó a TiempoSur.

Las autoridades les propusieron la semana pasada trasladarlos al EDJA N°1, aunque ese edificio “no está adaptado para que se dicten clases a los niños porque es un colegio para adultos”.

En octubre del año pasado estuvieron presente autoridades “con la promesa también de proveer el transporte, pero no pasó nada. Durante la pandemia no se refaccionó y llegamos a este punto con temperaturas muy bajas que tenemos y vuelve a colapsar” sostuvo, y mientras realizaba la entrevista, les informaron a los padres que también se iban a suspender las clases durante el turno tarde. “No alcanzó con las calderas que parcharon”.

Por la movilización, aclaró que “no es un movimiento político”, sino “que se trata de la comunidad educativa”.

“La marcha se realizó con todas las escuelas, el Colegio 21 -que comenzó una sentada- y también el Colegio Agropecuario N°1; el Jardín N°7 y la Primaria N°18, ya que existen falencias en todos los edificios escolares”, demandó.

 

EL RECLAMO DEL INTENDENTE

En mayo, el intendente Héctor Vidal ya había reclamado, en diálogo con TiempoSur, por la situación de las escuelas.

“La Presidenta del CPE podría darse una vuelta por Gregores para ver cómo están las escuelas ya que dejan mucho que desear, porque debe hacerse cargo del mantenimiento de las escuelas”. Agregó que “la invitaría a darse una vuelta”. “No estoy enojado, pero se necesita hacer lo que uno debe y defender a la comunidad, más allá de cuestiones políticas, porque lo que debe primar es la comunidad”, advirtió.

COMENTÁ