Vandalizaron una escultura de la ciudad

Ariel Guerrero: “La verdad que da mucha pena, mucha tristeza”

Autores desconocidos vandalizaron una de las esculturas de animales autóctonos, las cuales se encuentran ubicadas entre la Avenida Asturias y la Autovía 17 de Octubre de la ciudad de Río Gallegos.

Vandalizaron una de las estatuas de animales autóctonos que se encuentran en la Avda. Asturias.
Vandalizaron una de las estatuas de animales autóctonos que se encuentran en la Avda. Asturias.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante la jornada del día domingo, autores desconocidos escribieron con aerosol sobre una de las esculturas de animales autóctonos que se encuentran emplazadas entre la Avenida Asturias y la Autovía 17 de Octubre de Río Gallegos.

Ariel Guerrero, coordinador de Espacios Culturales de la Municipalidad de Río Gallegos, dialogó con TiempoSur y comentó acerca del acto de vandalismo y cómo será restaurada la escultura: “La verdad que da mucha pena y mucha tristeza, ver cómo el esfuerzo que hacemos nosotros, los que estamos en la gestión municipal, se desmerece. Aparte, fue un pedido de los vecinos para tener una ciudad más linda, una ciudad donde se pueda salir a recorrer y sacarse una foto. Todo esto nos incumbe a todos los que vivimos en Río Gallegos y, que te enteres a la mañana o que te avisen, porque a mí me avisó un compañero del municipio, la verdad que da mucha indignación y es muy difícil entender el por qué, por qué tanta maldad si son cosas que no molestan, que no perjudican a nadie. Al contrario, son cosas para nosotros. Pero bueno, seguramente ya vamos a estar trabajando para limpiar lo que hicieron”, explicó Guerrero.

Vandalismo en la ciudad

Al ser consultado por este medio acerca de por qué cree que se originan estos actos de vandalismo sin motivo, Guerrero expresó que ya han atravesado situaciones similares en otros lugares de la ciudad: “Cuando comenzamos la gestión del actual intendente, Pablo Grasso, yo estuve a cargo de la Casa de la Juventud durante un año y medio. Cuando pusimos en condiciones la casa y pintamos el edificio y le dimos valor, un tiempo después de que se terminó de pintar fueron y pintaron. Un joven hizo un grafiti y manchó con pintura. Eso fue un vandalismo, digamos, porque no fue que escribió y se fue, sino que tiró pintura y manchó todo. Nosotros hicimos entrevistas y notas y les dijimos a los chicos que hay lugares en donde se hacen convocatorias y actividades justamente para que estos chicos, los graffiteros y artistas, tengan su espacio y pinten paredones y lugares públicos. O sea, tienen espacios, entonces el mensaje que siempre les doy es que, si ellos necesitan un lugar para hacer su arte que nos busquen a nosotros, a la gente de Cultura o de la Casa de la Juventud, y se les va a dar un espacio para que puedan dibujar o realizar lo que ellos quieran, no esta clase de vandalismo, porque son ellos los que después quedan mal. Yo conozco a muchos artistas que son excelentes pintores y hacen obras grandes y se les da lugar. Seguramente el que hizo esto es alguien que le gusta dibujar y pintar”, agregó el coordinador de Espacios Culturales.

“Vamos a ver qué podemos hacer. No queremos vallarlas, pero ahora quieren que pongamos cámaras, y eso es todo un gasto y la verdad que cuesta”, sentenció.

Restauración

Guerrero expresó que a pesar de que la escultura fue vandalizada, podría haber sido peor ya que “lo que es pintura se puede reparar fácil. Por ahí cuando la destruyen es diferente, porque es un trabajo más largo y se gasta más dinero para volver a restaurarla. Es fácil, pero tampoco está bueno. Ojalá que el que fue se dé cuenta que no es necesario hacer eso, no va a llegar a nada”, añadió.

Por su parte Cinthia, quien es la creadora de las esculturas, expresó su tristeza ante la rotura de sus obras: “Respecto a la vandalización del puma con graffiti es una pena, porque costó trabajo, y es una lástima que la gente no valore eso, el trabajo de otro; y que mal es para la ciudad, que es de todos y fue pagado por todo el pueblo y todos los impuestos que uno paga; es como burlarse de uno mismo. La verdad no es gracioso, no es chistoso. Entiendo que hay un movimiento de vandalizar espacios públicos que se ha usado desde finales de los años ’70, pero el tema es que es una pena porque por más que sea una intervención artística, estaría bueno que por lo menos avisen, porque ahora yo tengo que ir a restaurarlo y tenemos que ver si conseguimos materiales y un material que es anti-grafiti, así que vamos a ver si podemos cubrir todas las esculturas con ese material, que es tipo una pintura, como un barniz. Después, todos los graffitis pueden sacarse con agua y un cepillo”, concluyó.

 

COMENTÁ