Reclamo

Cambian las reglas, nace un malestar en la Alcaidía de Río Gallegos

Los internos expresaron que se encuentran viviendo en condiciones inhumanas desde que la dependencia pasó a órbita del Servicio Penitenciario. No obstante, desde el ente expusieron que la queja surgió luego de una modificación en el régimen de comidas. Hubo una inspección por las instalaciones.

“No se les vulneran los derechos solo se les prohibió el ingreso de comida porque tiran la que le brinda el Estado”, se expuso.
“No se les vulneran los derechos solo se les prohibió el ingreso de comida porque tiran la que le brinda el Estado”, se expuso.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Situaciones que consideran inhumanas para una vida plena mientras cumplen su condena, eso los motivó a reunirse y luchar una vez más a los internos de la Alcaidía asentada en la ciudad capital.

A través de un escrito que facilitaron a este medio expresaron que debido al incumplimiento de la mayoría de los artículos de la Ley 24.660 la cual refiere a los derechos y obligaciones de los privados de la libertad y a la falta de respuesta de parte de la Policía de Santa Cruz, o mejor dicho, del Servicio Penitenciario “es que nos vemos en la obligación de llevar esto a los medios”.

Se presentaron como los internos alojados en la Alcaidía Policial zona sur, que de hace dos meses pasó a depender del Servicio Penitenciario. Este cambio –alegan- implicó respetar todas las obligaciones que el Servicio posee, pero no así los derechos de los privados de la libertad.

“Somos cuatro pabellones: El 1, 2, 3 y 5 que estamos alojados en la Alcaidía Policial Nº1 de Río Gallegos; las condiciones son inhumanas, los baños no tienen puertas ni luz, no solamente lo de los internos también el de las visitas”. Y siguieron relatando: “Donde almorzamos, cenamos y recibimos a nuestras familias e hijos, los baños del mismo no poseen luz, las puertas rotas lo cual hay que sostenerla cuando un familiar o nuestros hijos quieren ingresar”. Además, en su enumeración de falencias edilicias alegan que los baños no poseen piso de cerámica ni en las paredes por tal motivo siempre están con humedad, y las mochilas de los inodoros no poseen agua como los lavamanos, y no hay agua potable.

Nuevas reglas

“La comida que nos dan es incomible”, reclaman, exponiendo “llena de pelos, en mal estado, fría y a veces hasta con bichos. Varios internos salen a comer porque no les queda otra; muchos internos bajaron mucho de peso; náuseas, mareos y dolores de cabeza son algunos de los síntomas que tenemos”.

En su escrito añadieron: “Los días de paquete donde cada familia puede hacerle ingresar alimentos y con eso poder apaciguar esto ya no lo permiten más, solamente un paquete de galletas dulces y otra salada”. Este último punto, según los funcionarios del Servicio Penitenciario fue el detonante del conflicto.

Pero continuando con la descripción de los reos, manifestaron que la Policía es la encargada de suministrarnos leche, pan, como así también elementos de higiene “que tampoco lo vemos porque el interno que posee visita no tiene derecho a recibir los elementos de higiene que por ley tiene que recibir”. Por este tema expusieron que han sacado una veintena de escritos para poder tener una entrevista con los Comisarios para plantear la situación.

Seguidamente se quejaron que las respuestas que han obtenido por parte de los encargados del sitio no fueron las esperadas: “Dejaron expuesto que si queremos luz que traigamos bombitas; si queremos puertas las traigan nuestros familiares, y también quedó dicho que si ellos nos faltan el respeto a nosotros tenemos que callarnos, así que nosotros acá tenemos que bancar sus malos tratos”.

Entienden que este malestar que padecen es en consecuencia a la fuga de dos internos de la Comisaría Quinta, que a su criterio se fugaron por propia inoperancia policial: “Los internos de esta Alcaidía posee conducta buena, entre todos los internos estamos manteniendo una limpieza ejemplar a pesar del Estado y la mínima ayuda que nos dan con los elementos de limpieza una vez cada 10 días”.

Por lo expuesto es que requerían la presencia de Derechos Humanos así ven en las condiciones que se encuentran.

A raíz de este escrito funcionarios de la Cámara Criminal y de la Secretaría de Instrucción dialogaron con el Director de la Alcaidía y se inspeccionó el predio. Pero más allá de estar ya abocados a trabajar en tema se expuso que el problema de fondo es que se comenzaron a poner más estrictos en el control de ingreso de la comida que los reos solicitan de afuera. Con esta determinación se dispuso que solo se les provea la comida que les provee el Estado.

En cuanto a las malas condiciones edilicias se expuso que los que viven allí son los internos, y si ellos no cuidan mínimamente su espacio siempre habrá deficiencias.

Hasta que la Justicia se expida de la inspección que se realizó en la Alcaidía no se podrá avanzar demasiado, se dijo, añadiendo que es normal que un interno se queje de algo cuando le quitan un beneficio: “Son personas que se han equivocado con la sociedad y han sido recluidos, y van a tener que entender que el espacio físico lo van a tener que cuidar ellos porque son los que allí viven”.

Paralelo a ello se afirmó desde el Servicio Penitenciario que continúan en marcha diversas obras en dependencias de toda la provincia, y como se trata de muchas localidades hay cierta demora: “La inversión está. Ya va a llegar”, se afirmó.

Para sostener su reclamo los internos del Servicio Penitenciario Zona Sur 1 se respaldan en lo que plasma la Ley 24.660.

 

¿Qué finalidad debe cumplir la pena de privación de la libertad? Que el condenado tenga capacidad para: Respetar y comprender la ley. Comprender la gravedad del delito que cometió.

Comprender la sanción que le impuso el juez.

La pena debe buscar que el condenado vuelva a integrarse a la sociedad.

¿Qué derechos tienen las personas que están en la cárcel?

Las personas privadas de su libertad deben ser tratadas con el respeto propio de la dignidad humana.

Sus derechos fundamentales son:

- A la vida.

- A la dignidad.

- A la integridad personal, física, psíquica y moral.

- A la igualdad de trato.

- A peticionar ante las autoridades.

- A la libertad de expresión, de conciencia y de religión.

- A la defensa.

- A no ser discriminadas.

- A la salud.

- Al trabajo.

- A la educación y recreación.

Temas
COMENTÁ