Mucho por delante

Alegría y preocupación, sensaciones encontradas en el egreso de la Escuela Especial N°6

Es la primera vez que la institución celebra el egreso de 5 de alumnos durante un mismo ciclo lectivo. El sábado tuvieron su merecida cena de celebración junto a compañeros, docentes y amigos. “Entendemos que estos chicos ya no tiene actividades dentro del sistema educativo”, expresó uno de los padres, quien resaltó la importancia de la vida social para los chicos.  

Cena de egreso Escuela Especial N°6 (C.G)
Cena de egreso Escuela Especial N°6 (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado día sábado se realizó un encuentro muy significativo para la comunidad de la Escuela Especial N°6, es que por primera vez en su historia un total de 5 alumnos logran culminar sus estudios durante el mismo ciclo lectivo, lo que sin lugar a dudas fue motivo de felicidad y festejo en el establecimiento, por lo que quisieron también compartir con familiares y amigos en una cena de egresados.

Enzo, Gino, Nacho, Fernando y Facundo han transitado sus primeros 22 años de vida por la Especial N°6 y dejarán marcado el corazón de muchos de sus docentes. Justamente en este sentido, Dino Ríos, director del núcleo educativo resaltó: “Es muy importante porque ellos hicieron toda su vida, desde que eran bebés hasta la actualidad que tienen 22 años, en la Escuela Especial N°6. Siempre estuvieron en sede y por eso es significativo y organizamos al fiesta junto a los padres”.

“Siempre daba la casualidad que egresaba un alumno por año, o uno cada tres años. Ahora se juntó este grupo por eso le damos la importancia que se merece”, dijo el docente y remarcó: “Las familias de estos chicos fueron muy presentes en la escuela, estuvieron acompañando toda la vida escolar de sus hijos. La verdad que son familias que a la escuela le apena perder  por su compromiso. Es una mezcla de sensaciones por el llegar a esta etapa después de tanto tiempo compartido”.

 

Una deuda pendiente

 

En otro tramo de la entrevista, Ríos no dejó pasar la oportunidad de mencionar la necesidad que estas familias tienen de cara a la continuidad de la vida social de sus hijos, y explicó: “Ellos transitaron su vida, estos 22 años en la escuela, recibieron educación, motivación, diferentes propuestas, pero ahora queda en la nada porque se van a la casa, egresan de la escuela y van a quedar en la casa porque no hay una oferta que los contenga”, y continuó: “Es la parte más triste que tiene toda esta alegría, pero también un desafío para todos los que estamos involucrados en la educación especial, para empezar a pensar en estos chicos y proponer algo para la vida de adulto”.

En la actualidad “están en perfectas condiciones para seguir recibiendo el estímulo a través de distintas propuestas pedagógicas, artísticas, pero bueno lamentablemente el sistema educativo y la ley marca que hasta las 22 años serán integrados a la educación y llegó el momento”, cerró.

 

La palabra de un padre

 

Rubén Collazo es papa de Gino; se mostró muy alegre con el objetivo cumplido y remarcó con relación al agasajo: “Ellos entienden y saben que esto que van a vivir es para ellos, trabajamos con docentes de la escuela para darle esta noche que se merecen. Estamos muy emocionados”.

En cuanto a este cierre de ciclo comentó: “Hoy por hoy entendemos que en 2019 estos chicos ya no tiene actividades dentro del sistema educativo. Estamos preocupados por ello, dolidos”, y subrayó: “La vida social que ellos transitan en el establecimiento es algo que nosotros no le podemos dar, mas allá de la familia, conocidos y amigos, no se la podemos dar en el contexto social”.

Por último remarcó: “La preocupación es manifiesta en todas las familias, sabemos que llegan a esta edad y quedan totalmente excluidos. Hemos charlados con terapistas especialistas, existen posibilidades de que ellos puedan tener espacios de contención, pero es muy difícil solventarlo de la parte privada, depende de la voluntad del estado de querer acompañar”.

 

COMENTÁ