Música

Romina se fue de Damas Gratis y apuntó contra su hermano Pablo Lescano: "Ni una humillación más"

Tras 21 años como corista de la banda de cumbia, anunció su desvinculación en medio de acusaciones de maltrato.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Romina Lescano dejó de ser la voz femenina de Damas Gratis. Así lo anunció este lunes en sus redes sociales, donde solo se limitó a decir que fue maltratada por su hermano Pablo Lescano, fundador de la agrupación de cumbia villera.

“Lastimosamente hoy quedé desvinculada de la banda Damas Gratis. Gracias a todos mis compañeros por el valor y el respeto que me dieron como mujer y compañera en estos 21 años. Me quedo con un buen recuerdo... ¡los voy a extrañar!”, expresó.

Horas después, la cantante publicó algunas de las frases más hirientes que le decía su hermano, que ante la noticia disparó: “Chau langosta. Buen viaje, gede”.

Romina Lescano contó en Instagram que ya no forma parte de "Damas Gratis". (Foto: Instagram).

Romina Lescano contó en Instagram que ya no forma parte de "Damas Gratis". (Foto: Instagram).

Romina Lescano dijo que fue maltratada por Pablo Lescano

Durante dos décadas, Romina se dedicó a grabar los coros y viajar de gira con Damas Gratis. Sin embargo, así como vivió grandes momentos con sus compañeros también padeció el destrato de su hermano, y lo expuso en Instagram.

Hace 23 años vengo aguantándote porque sos mi hermana”, “No te soporto más”, “No vengas más”. “Sos un dolor de hue... Y encima no sabés cantar”, “Devolveme los dos millones que perdiste”, fueron las frases que escuchó y decidió replicar para que sus seguidores descubrieran de su calvario.

Romina Lescano se fue de Damas Gratis porque se cansó de las humillaciones de su hermano. (Foto: instagram/rominita_lescano).

Romina Lescano se fue de Damas Gratis porque se cansó de las humillaciones de su hermano. (Foto: instagram/rominita_lescano).

Con el dolor a flor de piel por estos episodios y por tener que despedirse de la banda, reconoció que eligió dar un paso al costado porque no quería soportar ni una humillación más.

“No me lo merezco. Hasta acá llegó mi amor”, cerró.

COMENTÁ