Sorpresivo

Por qué es un escándalo la nueva edición de Bake Off

Una participante se destacó en la primera prueba del certamen, pero en las redes sociales circula una grave acusación en su contra.

Por qué es un escándalo la nueva edición de Bake Off
Por qué es un escándalo la nueva edición de Bake Off
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tras el estreno de la tercera temporada de Bake Off Argentina, otra polémica comenzó a generarse en las redes sociales por una de las participantes.

En su primera gala dos participantes lograron cautivar al estrado con sus deliciosas tortas. Se trata de Hernán Canalini Silvina Santarelli. El premio para ellos fue cinco minutos extra para utilizar en la gala del domingo, donde se irá el primer concursante.

Sin embargo, Santarelli, quien es la esposa del ex futbolista Gabriel Milito, dio mucho de que hablar en redes sociales. Es que la acusan de ser pastelera profesional y la participante también tendría un emprendimiento culinario, donde no solo vende postres sino que da y ofrece clases.

Cabe recordar que el reality busca al mejor pastelero amateur del país y que era requisito fundamental no tener título de pastelero profesional para poder ser parte del programa.

"Yo la sigo en Instagram y hace una semana me enteré que entró. Es pastelera profesional, vende y da clases. Tiene cursos con Pedro Lambertini y fotos con Juliana López May... Yo completé el formulario y no entré”, dice un mensaje que se hizo popular en Twitter.

En su perfil de Instagram, Santarelli sí cuenta con dichas postales, además de una junto a Donato De Santis, quien fue jurado de MasterChef Celebrity, en un curso en 2015. Asimismo, la participante tiene otras publicaciones donde expresa estar ofreciendo clases desde su propia cocina a un grupo de varias personas.

COMENTÁ