Sorpresivo

Peter Castro habló sobre sus problemas de salud: “Pensé que me moría”

Peter Castro se hizo conocido de manera popular tras haber trabajado en el programa humorístico “Sin Codificar” y, tras permanecer alejado de la televisión, habló de su estado de salud.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Peter Castro llegó a los medios años atrás, cuando comenzó a trabajar en el programa de entretenimiento “Sin Codificar”, que dejó de ser emitido a fines del año 2019. A partir de entonces, el humorista se mantuvo alejado de la televisión y comenzó a tener problemas de salud que llegaron a preocuparlo verdaderamente.

En diálogo con el periodista Juan Etchegoyen, para Mitre LivePeter contó el calvario que atraviesa, desde hace un tiempo, por su salud: “Yo tomaba mucho, consumía drogas y fue difícil todo este proceso”, reveló el humorista, en referencia a su lucha con los “consumos problemáticos”.

“Es feo estar con estas adicciones, pero hay que ponerle voluntad propia, quererse más a uno mismo”, consideró Peter y también habló de sus apoyos: “Con la ayuda de Dios, también, y tus seres queridos, que te alientan”, remarcó. En este sentido, el humorista dejó un mensaje para la gente: “Yo le diría, a aquel que esté con una adicción, que se quieran un poco más”, enfatizó.

 

En esta misma línea, Peter continuó: “Que sin los vicios es mejor la vida: respirás aire mejor, sentís más el gusto”, reflexionó sobre el mensaje para las personas que estén atravesando una situación similar. “Yo engordé diez kilos, pero, si Dios quiere, dentro de poco voy a hacer ejercicio, para estar más sano”, contó el humorista sobre sus planes a corto plazo y les aseguró “a todos los que están en el vicio, decirles que todo es posible”.

En cuanto a su salud, Peter reveló un episodio puntual: “Yo tuve situaciones límites, un día fui al espejo y no era yo, estaba amarillo y ahí dije: ‘¿Qué pasó con mi color? si soy morocho, no amarillo’”, contó sobre el momento en el que se preocupó por su salud. “Le dije a mi esposa que me acompañe al hospital de Escobar, ahí llegamos y me enchufaron mangueras por los brazos, suero, me dijeron que me subió la bilirrubina, estuve cuatro días internado; y ¿sabés qué feo es estar así?”, expresó.

“Yo fui por el color nomás, no es que me sentía mal, pero no era normal ese color de piel”, continuó Peter y reveló: “Yo pensé que me moría, pensé que me iba al otro mundo”. Entonces, el humorista lamentó qué pasó con otras personas que estaban en el mismo hospital: “Había dos adelante mío que pasaron al otro lado... Gracias a Dios estoy acá”, sentenció.

COMENTÁ