Tristeza

Murió Julio Sosa, el locutor que padecía ELA y movilizó a Santi Maratea: no llegó a recibir su tratamiento

El locutor chaqueño estaba internado desde el jueves. Su historia tomó alcance nacional, luego de que Santi Maratea organizara una campaña para ayudarlo.  

Julio y Santi.
Julio y Santi.
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

El locutor chaqueño Julio Sosa falleció este viernes producto de una insuficiencia renal. La historia del periodista, que padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA) movilizó a Santiago Maratea a organizar una colecta solidaria para juntar 30 mil dólares. Sin embargo, no pudo recibir su medicamento experimental.

Sosa se encontraba internado desde el último jueves en el Hospital Perrando. Si bien al principio había logrado una leve mejoría, el cuadro se complicó y derivó en un paro cardiorrespiratorio del que no se pudo recuperar. Al respecto, el Diario Chaco informó que el periodista falleció cerca de las 11:30.

Tras confirmarse la enfermedad, la familia de Sosa inició una campaña en Chaco para juntar 30 mil dólares con un único objetivo: poder comprar un medicamento y realizar un tratamiento experimental que le mejorara la calidad de vida.

Finalmente, el caso tomó relevancia nacional de la mano del influencer, Santi Maratea, quien asumió el compromiso de juntar el dinero para comprar los medicamentos. Cabe recordar que el joven ya había colaborado con distintas causas solidarias, lo que generó una luz de esperanza en su familia.

De hecho, en menos de 48 horas, se recaudó el dinero necesario, pero surgieron algunos inconvenientes para la transferencia de la donación. En principio, la familia lo vinculó a controles fiscales, pero luego el propio Maratea aclaró que no podía efectivizar la donación a la familia porque desde PayPal le pedían que justificara el origen de la plata.

Finalmente se logró la transferencia del dinero, pero el laboratorio con el que tenían contacto le informó a la familia que no iban “a poder realizar su orden”, por lo que se volvió a demorar la adquisición del medicamento.

En ese caso se habló sobre un supuesto conflicto entre la empresa y el banco intermediario, el Banco de Chaco, para el giro del monto, pero tanto la entidad financiera como la familia del locutor descartaron esa postura a través de un comunicado.

Lo cierto es que nunca se logró completar el trámite para la compra y el locutor no llegó a realizar el tratamiento.

COMENTÁ