Llamativo

Los Messi se reencontraron con Hulk y Abú

Leo y su familia volvieron a Barcelona a pasar el fin de semana y se reencontraron con sus mascotas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La familia Messi volvió este fin de semana a su casa histórica de Castelldefels para ultimar los detalles de su mudanza a París. El momento más especial del regreso fue subido por Antonela a las redes: el reencuentro Hulk, el famoso Dogo de Burdeos de la familia, y otras con Abú, el pequeño Caniche.

El perro gigante de los Messi se había quedado en la residencia de Barcelona junto a las personas de custodiaban y mantenían la casa en condiciones mientras la familia se alojaba en el Royal Monceau, un lujoso hotel de cinco estrellas ubicado muy cerca del Arco del Triunfo en París.

Abú es el séptimo integrante desde el pasado 20 de octubre, cuando fue presentado. “Este es Abú, el nuevo miembro de la familia. Todos con vos”, escribió la rosarina a modo de bienvenida para presentar al cachorro de la raza Caniche color apricot, uno de los más buscados.

Los caniches suelen destacarse por su extrema inteligencia e inagotable energía, algo que sin duda se pondrá a prueba en una casa con tres niños que juegan a toda hora del día. A diferencia del gigante Hulk, los caniches alcanzan un tamaño máximo de 28 centímetros, aunque lo habitual es de 25 y el peso ideal es de 4,5 kilos pese a que son animales de muy buen comer.

 

COMENTÁ