Emotivo

Lali Espósito se “enamoró” de un participante de La Voz Argentina y hasta puso fecha de casamiento

Facundo Giovos se quedó en el equipo de Mau y Ricky, pero conquistó a Lali Espósito y hasta se animó a bromear sobre la posibilidad de casarse.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este martes, La Voz Argentina vivió la última gala de las audiciones a ciegas. Ricardo Montaner, Soledad Pastorutti, Mau y Ricky y Lali Espósito completaron sus equipos en un programa cargado de talento y emoción.

Uno de los últimos participantes fue Facundo Giovos, un joven oriundo de Córdoba que interpretó “Bachata Rosa” y cautivó a todo el jurado. Sin embargo, los únicos que tenían la posibilidad de darse vuelta eran los hermanos. Y así lo hicieron alentados por el resto de los coaches.

Cuando terminó de cantar, Montaner bromeó: “Oye, nos la debes a nosotros porque estábamos insistiendo para que se dieran vuelta”. En ese momento, su hijo Ricky explicó por qué demoraron tanto en hacerlo: “Yo lo quería hacer sufrir para ver si se desmoronaba hacia el final cuando veía que no había sillas que se daban vuelta”.

Fue entonces cuando Lali aprovechó para manifestar su queja con la producción: “Yo estoy indignada con esta parte del programa. No puedo creer que no me pueda dar vuelta cuando alguien me parece increíble como vos”.

Mau y Ricky le confirmaron que él era el último participante en conformar su equipo. “Para nosotros es un sueño poder estar en La Voz Argentina y poder tener este botón y hoy lo apretamos por última vez por ti. Te felicito porque cantas muy bien”, le dijeron.

Pero lejos de despedirlo, Lali lanzó un comentario que no pasó desapercibido: “Che Sole, es lindo el pibe”, a lo que su compañera respondió: “Sí, hermoso”.

Con complicidad, Mau y Ricky le preguntaron al joven si estaba soltero y lo llevaron ante la cantante para presentárselo. “Yo soy la típica que se hace la canchera y cuando se acerca me quedó sin palabras”, reconoció la cantante entre risas. Y agregó: “Sos muy guapo, pero pensá que yo no te vi porque estaba dada vuelta y me hubiese dado vuelta porque cantás increíble, esto fuera de chiste”.

A continuación, los hermanos dejaron sus sillas libres y Facundo se lució con un fragmento de “Sabor a mí”. Mientras Lali hacía poses y caras y aseguró: “Nunca me cantaron”.

Cuando el joven se retiró, los hermanos Montaner se percataron de la presencia de sus padres y Lali no dudó en ir a conocerlos: “¡Están mis suegros!. Sepan una cosa, no me di vuelta porque tenía el equipo completo, pero él canta increíble”, y con humor acotó: “En noviembre cuando hagamos la fiesta de casamiento ahí ya veremos”.

COMENTÁ