Más allá de los algoritmos

El cine argentino empieza a ver la luz al final del túnel

Después de una primera mitad de año escuálida en éxitos de taquilla y en repercursión internacional, el resto de 2022 trae varias propuestas de calidad y películas seleccionadas para grandes festivales como Venecia y San Sebastián.

Peter Lanzani y Ricardo Darn son los fiscales Luis Moreno Ocampo y Julio Strassera en Argentina 1985.
Peter Lanzani y Ricardo Darn son los fiscales Luis Moreno Ocampo y Julio Strassera en Argentina 1985.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace un mes advertíamos en esta misma columna, a propósito del balance del primer semestre, que el cine argentino había tenido cifras muy preocupantes en la taquilla y mínima presencia en los grandes festivales internacionales. No es que ahora, mágicamente, apenas cuatro semanas después, el panorama haya cambiado de forma sustancial, pero una serie de hechos y novedades, permite ser bastante más optimistas.

Ya sea para películas a ser estrenadas en cines o en streaming, la producción no ha decaído desde que lo peor de la pandemia pasó, pero al cine nacional le costaba por un lado seducir al público local y, por otro, a los programadores de las grandes muestras (la participación en Berlín y Cannes fue muy reducida).



Tras un primer semestre en el que lo más visto había sido “Ecos de un crimen”, thriller con Diego Peretti que había convocado a 105.000 espectadores, las vacaciones de invierno ya dejaron un film que superó esa cifra: “La Gallina Turuleca”, coproducción con España volcada a la animación infantil, ya fue vista por casi 130.000 personas. No será un éxito rotundo (menos en comparación con los 4,2 millones de tickets cosechados por “Minions: Nace un villano”), pero es un buen punto de partida para lo que viene.
Y lo que viene es, ya el jueves 11 de agosto, “30 noches con mi ex”, debut como director de Adrián Suar que él mismo protagoniza junto a Pilar Gamboa. La película anterior con el “Chueco”, “Corazón loco”, se estrenó directamente en Netflix en medio del confinamiento hogareño obligatorio, pero en esta oportunidad se postergó el lanzamiento hasta que las condiciones del mercado permitieran un lanzamiento amplio.

Suar ha sido siempre una figura muy convocante y, en ese sentido, solo basta repasar las cifras conseguidas por sus películas previas: “Me casé con un boludo” (2.000.000 de espectadores), “Un novio para mi mujer” (1.410.000), “El fútbol o yo” (1.065.000), “Dos más dos” (1.000.000) e “Igualita a mi” (835.000). Incluso en el caso de que “30 noches con mi ex” no se acerque a esos números, nadie duda de que tardará muy pocos días en superar a “La Gallina Turuleca” como el film más convocante no solo de lo que va de este 2022 sino desde que a principios de 2020 “El robo del siglo”, de Ariel Winograd, se despidió de las salas por la pandemia con algo más de dos millones de localidades vendidas.
Y las buenas noticias llegaron también desde el exterior. Primero, desde la Mostra de Venecia porque “Argentina, 1985”, película de Santiago Mitre con Ricardo Darín y Peter Lanzani que reconstruye el Juicio a las Juntas Militares, fue elegida para la Competencia Oficial (en el festival italiano también participarán en otra secciones trabajos de Laura Citarella y Lucrecia Martel); y, pocos días después, desde San Sebastián, ya que allí habrá también en septiembre dos películas en la muestra principal en busca del premio Concha de Oro: “Pornomelancolía”, de Manuel Abramovich; y “El suplente”, film de Diego Lerman con Juan Minujín que también fue seleccionado para otro prestigioso festival como el de Toronto.


Volviendo a “Argentina, 1985”, cuyo lanzamiento en salas locales está previsto para el 29 de septiembre, Amazon Prime Video (principal financiadora de la película) anunció hace pocos días que la lanzará en su plataforma de streaming para todo el mundo el 21 de octubre; es decir, tres semanas después de su llegada a los cines. Esta decisión puede limitar en parte la convocatoria de público, pero también el interés de algunos exhibidores, ya que los dueños de los complejos (en especial las grandes cadenas multinacionales) suelen exigir un mínimo de 45 días de exclusividad antes de su llegada al consumo hogareño.
Entre recientes lanzamientos nacionales en Netflix que se ubicaron en la cima del ranking de lo más visto como “Pipa” o “Granizo”, esta incipiente recuperación en la taquilla y las buenas noticias provenientes de festivales top como Venecia, Toronto y San Sebastián, empieza a verse alguna luz al final del túnel.



Todavía falta mucho para hablar de “nueva normalidad” o de recuperación absoluta, pero el panorama ya no es tan desesperanzador como hace algunos meses. Si, como se prevé, el Senado aprueba en los próximos meses la prórroga por 50 años de las asignaciones específicas para la Cultura que ya tiene media sanción de Diputados, también se alejará otro fantasma (el del desfinanciamiento del sector) y los productores y directores podrán ocuparse de lo esencial: conectar con el público de su país y del resto del mundo.

COMENTÁ