Internas

Antonella Menem contundente sobre su relación con Zulemita: “Me pegó a mí y a mi hijo”

Antonella Menem pasó por el piso de A la tarde y contó una estremecedora anécdota sobre su tía, Zulemita, y cómo se comportaba con ella cuando era chica y qué sucedió una vez que quiso ir a visitar a su abuelo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Antonella Menem pasó por el piso de A la tarde (América) y dejó una historia muy fuerte con Zulemita que dio que hablar. La nieta del expresidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, fue otra de los familiares del exmandatario que rompió el silencio sobre los dramas familiares, después de que Máximo Menem (hijo de Carlos y de Cecilia Bolocco) hiciera lo propio.

En esta ocasión, el tema fue el mismo: el comportamiento y el carácter de Zulemita, y su relación con su tía e hija del expresidente. Y Antonella Menem no escatimó en dardos contra ella, recordando una violenta situación.

 

Cuando tenía 19 años yo quise ir a ver a mi abuelo a la puerta de su casa, por pedido de él, porque él quería conocer a su primer bisnieto, mi primer hijo. Lo quería conocer, entonces yo se lo llevé a la puerta de la casa”, recordó Antonella, que tiene 34 años actualmente. Sin embargo, al tocar el timbre, todo terminó en un caos.

La empleada llamó a la policía, vino la policía, que me quiso sacar de ahí. Yo dije que quería ver a mi abuelo por pedido de él, me decían que no estaba”, señaló Menem, que recordó que en ese momento comenzaron a llegar patrulleros y le pidieron que se corriera a la vereda de en frente.

La entrada de Zulemita

Antonella intentó explicarles a los oficiales que solo quería ver a su abuelo y que no hacían falta todos los patrulleros. “En un momento llega mi abuelo en auto, Zulemita en una camioneta y Nahir en otro auto. Zulemita se bajó del auto enfurecida, me agarró de los pelos y me pegó”, recordó Antonella.

Le pegó a mi amiga, que estaba conmigo y me quería ayudar, y también le pegó a mi hijo, que en ese momento tenía un año”, añadió Menem, quien contó por qué decidió romper el silencio ahora. “A veces uno se calla, pero yo estoy en un momento de mi vida en el que no me quiero callar más”, concluyó.

COMENTÁ