Amistad

Antonela Roccuzzo aprovechó la ausencia de Messi y se reencontró con una amiga en Disney

Antonela Roccuzzo se encontró con Sofía Balbi, la pareja de Luis Suárez, y se fueron a Disney con sus hijos.  

Antonela Roccuzzo aprovechó la ausencia de Messi y se reencontró con una amiga en Disney
Antonela Roccuzzo aprovechó la ausencia de Messi y se reencontró con una amiga en Disney
COMPARTÍ ESTA NOTA

Antonela Roccuzzo se encuentra a miles de kilómetros de su amor y padre de sus hijos, Lionel Messi, que se encuentra cumpliendo su trabajo con la Selección Argentina, dándole alegrías, mientras al país, mientras que su familia lo espera en Paris (Francia). Mientras tanto, la esposa rosarina aprovecha de su amiga. 

Entonces, mientras su familia y el Paris Saint Germain (PSG) esperan por el astro del fútbol, la madre de Mateo, Ciro y Thiago, aprovecha ese tiempo libre para poder disfrutar de su estadía en la “Ciudad de La Luz”, y se reencontró con una de sus mejores amigas, Sofía Balbi, la pareja de la esposa de Luis Suárez, el jugador de la Selección de Uruguay, que, casualmente, se reencontró también ayer con “la Pulga”.

El abrazo de Messi con Suárez dio vuelta en las redes, con motivo del encuentro entre Argentina y Uruguay, por las Eliminatorias Sudamericanas por Qatar 2022. Sofía Balbi y Antonela Roccuzzo se encontraron en Paris y se fueron a disfrutar del Disney local, que suelen visitar a diario figuras como Wanda Nara junto a su esposo Mauro Icardi y sus hijos.

Cabe destacar que, las dos esposas de los futbolistas se hicieron grandes amigas desde que ambos jugadores se hicieron compañeros y, también amigos, en Barcelona. Desde entonces, ambas familias mantienen el cariño y se manifiestan en las redes, compartiendo postales y mensajes afectuosos.

“No importa cuando ni donde… siempre es especial…. Quererlos tantísimo”, escribió Sofía Balbi en su cuenta de Instagram, en la que compartió las mismas fotos que Antonela Roccuzzo, en la que posan felices con la Torre Eiffel de fondo y un cielo soleado celeste, que hacen a una tarde perfecta. 1200 los kilómetros separan a las grandes compañeras de las ciudades en las que viven, pero eso no les impide disfrutar de la amistad.

COMENTÁ