Atentando a Cristina Kirchner

“No es un sicario, cometió errores emocionales”, el análisis de Sergio Berni sobre Fernando Sabag Montiel

El ministro bonaerense también se metió en la polémica por los discursos de odio y afirmó que tanto oficialismo como oposición deben hacer un “mea culpa”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, se refirió este jueves a Fernando Sabag Montiel, el hombre que gatilló dos veces en la cara de Cristina Kirchner.

"El carácter de este personaje indica que no es un sicario extranjero narcotraficante que no le tiembla el pulso a la hora de matar. Creo que cometió algunos errores emocionales, porque se precipitó en la escena donde iba a llevar adelante sus planes y no atinó a cargar su arma", afirmó en diálogo con radio Diez.

El funcionario de Axel Kicillof sostuvo que el atacante de la vicepresidenta, más allá de sus características psicológicas, atravesó una situación de estrés que lo llevó a fallar en su cometido.

"A un sicario o a un experto en asesinar no falla ni tampoco va con esa arma", señaló respecto de la Bersa que utilizó para el magnicidio, que conmovió a la Argentina.

Berni además destacó el accionar de la custodia de la ex presidenta, a cargo de la Policía Federal, y señaló que lo que hay que debatir es si la "vicepresidenta tiene que seguir estando cerca de la gente o no".

En esa línea, puso como ejemplo al sistema de los Estados Unidos, donde los presidentes toman contacto con los ciudadanos en lugares cerrados, previamente revisados y donde "nada queda expuesto al azar".

"Si usted va a un acto en Merlo al aire libre es un riesgo mucho más amplio. Ahora ¿esto es un hecho aislado? Yo quiero creer y acá estoy contaminado de mi subjetividad, que ha sido un hecho aislado", señaló Berni.

E insistió en que el tema central es si la custodia presidencial, o de personajes importantes del Estado, "tiene que estar librado a las decisiones de cada uno de los políticos o a un protocolo estricto de seguridad.

Berni también opinó respecto a los "discursos de odio", que según el oficialismo motivaron a Sabag Montiel a atacar a la ex presidenta cuando ingresaba en su casa, mientras saludaba a los militantes.

"No hay nadie en Argentina que pueda tirar la primera piedra, creo que la política, los medios tienen su cuota de responsabilidad de lo que sucedió" Todos tenemos que hacer un mea culpa de lo que pasó, el país necesita paz, tener una visión estratégica de futuro", sentenció Berni.

En tanto, la Justicia continúa la investigación del caso y avanza en la tesis de que Sabag Montiel no actuó en soledad el jueves pasado cuando gatilló dos veces la pistola Bersa calibre 32.

Esta póstura se fortaleció con el rol de Brenda Uliarte, imputada por su participación en el hecho de tentativa de homicidio, quien fue detenida días atrás y que ahora es investigada como partícipe del hecho. (Clarín)

 

 

COMENTÁ